lunes 19, agosto 2019 | Actualizado 05:34
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La insólita pena que tendrían los médicos que amputaron la pierna equivocada a una jubilada

24/07/2019 14:41 hs
La justicia debe determina la culpabilidad de los profesionales y auxiliares que participaron de la errónea intervención en una clínica de Berazategui.
El increíble y trágico error médico en una clínica de Berazategui ocurrido el lunes pasado, en el que le amputaron la pierna equivocada a una jubilada de 66 años, tendrá una penal irrisoria, en el caso de que se compruebe la culpabilidad de los profesionales de la salud.

Es que de acuerdo a lo que establece el Código Penal Argentino, las personas condenadas por lesiones culposas gravísimas, pueden recibir una pena que puede ir de un mes a 3 años de prisión, lo que significa que es excarcelable, es decir, no corresponde una privación de la libertad.

En tanto, los médicos pueden ser multados económicamente entre mil y 15 mil pesos y recibir inhabilitación para ejercer la medicina por un tiempo a establecer entre uno y cuatro años.

De acuerdo al artículo 94: "Se impondrá prisión de un (1) mes a tres (3) años o multa de mil (1.000) a quince mil (15.000) pesos e inhabilitación especial por uno (1) a cuatro (4) años, el que por imprudencia o negligencia, por impericia en su arte o profesión, o por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo, causare a otro un daño en el cuerpo o en la salud".

El abogado Martín Barbosa, en diálogo con este portal, indicó que "también puede intervenir el Colegio Médico y aplicar sanciones".

Por su parte, el letrado Marcelo Peña, añadió que "a pesar de que la pérdida de un órgano por un acto negligente o imprudente tiene secuelas gravísimas pero la condena no tiene relación de justicia".

"Yo he analizado casos que terminaron en muerte con médicos que se equivocaron de pacientes, pero siempre las penas no guardan relación con el mal causado", agregó Peña.

Y el abogado Darío Saldaño añadió que "seguramente entre los responsables, además del cirujano, estarán los asistentes y autoridades del sanatorio".

El impactante hecho que afectó a Magdalena, de 66 años, se produjo en el Nuevo Sanatorio Berazategui, y este mediodía fue allanado.

La mujer debía someterse a una intervención programada en la que le amputarían gran parte de la pierna: tras haber perdido su pie en una operación de ese estilo que no surtió el efecto médico deseado, los profesionales le indicaron que el procedimiento debía extenderse hasta la rodilla.

La jubilada acató lo indicado por sus médicos y se sometió a la operación, pero al despertar en la habitación de la clínica privada se dio cuenta del gravísimo error: el cirujano a cargo del procedimiento quirúrgico había amputado la pierna equivocada, que estaba en buenas condiciones.

"La cirugía estaba programada la semana pasada. Antes, le habían amputado un dedo para sacarle la necrosis que había. El doctor Rico, cirujano vascular, dijo que como la infección avanzaba había que amputar la pierna derecha. El lunes nos avisaron que la iban a intervenir, entró al quirófano a las 19:00 y la operación no duró más de 45 minutos. Cuando terminó, el cirujano que la operó, de apellido Cardozo, siempre habló de la pierna derecha", contó Mayra, la hija de la víctima.

En declaraciones a TN, la mujer relató: "Cuando fuimos a la habitación nos dimos cuenta de que el miembro que faltaba era el otro" y no el que debía ser amputado.

"Estaba claro que era la pierna derecha porque en toda la historia clínica se habla de que debía amputarse esa, que es en la que estaba la necrosis. Salí corriendo, toqué timbre al quirófano y salió esta vergüenza de persona. Él se iba, yo le preguntaba qué había hecho, empezamos a discutir: no sabía qué decirme, se puso nervioso. Me dijo que en el quirófano vieron que tenía algo en el talón de la pierna izquierda", añadió.

La joven contó que mantuvieron conversaciones con autoridades del PAMI, que decidieron trasladar a la jubilada a un centro médico de Quilmes.

"No voy a parar hasta sacarle la matrícula" al cirujano Cardozo, advirtió la joven.

Luego de que la familia de la víctima realizara una denuncia penal, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 7 de Berazategui, a cargo de la fiscal Karina Santolin, inició una causa caratulada como "lesiones culposas".

Una de las principales medidas de prueba en el expediente será el secuestro de la historia clínica de la jubilada de 66 años, ya que allí se podrá comprobar en qué instancia se produjo el error y cuál de los profesionales deberá cargar con la responsabilidad.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...