miércoles 21, agosto 2019 | Actualizado 23:25
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Aerolíneas Argentinas denuncia que los mensajes leídos por los pilotos son una campaña K para "desestabilizar al Gobierno"

23/07/2019 17:32 hs
Lo dijo Luis Malvido, titular de la empresa estatal, quien le apuntó al sindicalista Pablo Biró.
El presidente de Aerolíneas Argentinas salió al cruce de los mensajes contra el Gobierno nacional leídos por comandantes en vuelos de la empresa estatal y anunció que tomará medidas para que esto no se siga repitiendo.

"Esto está quebrando una normativa interna y además recibimos una consulta del regulador de ANAC que nos pregunta por qué estamos haciendo esto y qué medidas vamos a tomar", precisó Luis Malvido.

Y añadió: "Estamos convocando a los comandantes que dieron este mensaje, que nos expliquen de qué se trata y por qué lo están haciendo".

Sobre el polémico texto, Malvido desligó a los pilotos, a los que calificó como "rehenes forzados a dar un mensaje", y le apuntó directamente al titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), el sindicalista K Pablo Biró, "al que escuchamos decir que su intensión era voltear al gobierno".

En ese sentido, en una entrevista con La Red, remarcó: "Hay que entender que no se trata de una medida en contra de Aerolíneas en particular, sino que es parte de una campaña del kirchnerismo para desestabilizar al Gobierno y, eventualmente, voltearlo".

"Lo cierto es que esta no es una única medida, esta es una acción permanente del gremio, primero en asambleas, paros o movilizaciones termina haciendo irrupciones en el servicio que termina perjudicando a miles de pasajeros", agregó.

El mensaje, que es leído por pilotos con el avión ya aterrizado y mientras se descarga el equipaje, apunta a "concientizar a los pasajeros en las diferentes empresas respecto al fracaso de la política aerocomercial y sus lamentables consecuencias".

"Como resultado de la actual política aerocomercial hoy tenemos empresas que no pueden pagar salarios, que han suspendido sus operaciones, que reducen la dotación con pilotos con despidos encubiertos o que se achican devolviendo aviones, levantando destinos y cortando frecuencias", señala el reclamo de APLA.

Sin embargo, Malvido negó que esta sea la situación de Aerolíneas. "No entiendo cuando hablan de precarización. Estamos volando mucho más. Tenemos más pasajeros año contra año. Estamos volando en cabotaje 18% más que en 2018. Vamos agregando rutas para conectar a todo el país", sostuvo.

A mediados del año pasado, había surgido una polémica similar, cuando trascendió que pilotos leían un mensaje contra las compañías low cost en pleno vuelo. Ahora, para evitar sanciones, acordaron que la lectura fuera en tierra, con los motores apagados.

"En la medida anterior, cuando el comunicado fue leído por los pilotos en vuelo, ellos no fueron sancionados. El gobierno impulsó una denuncia penal en mi contra", le detalló a Biró a Clarín. Se refiere a que el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) lo acusó de "poner el riesgo la seguridad aérea".

Más precisamente, se le imputó al sindicalista del incumplimiento del apartado 8.3.22, "Anuncios a los pasajeros", del Manual de Operaciones de Aerolíneas que, entre sus 15 "reglas generales", en la "6 f)" establece que el comandante "nunca exprese opiniones personales".

A su vez, delimita que es recomendable que el piloto solo se dirija personalmente a los pasajeros "en aquellas situaciones en las que su identificación pueda contribuir a la tranquilidad y seguridad de los mismos".

La denuncia contra Biró de hace un año sigue abierta. Desde Aerolíneas Argentinas detallaron que si bien al leer los mensajes en tierra el gremio evita ser culpado por poner en riesgo la seguridad aérea, "igual están usando bienes de la empresa para hacer campaña a favor del kirchnerismo".

Como el piloto no tiene la obligación de identificarse en vuelo y las grabaciones de los mensajes van borrando las anteriores, la única manera de identificar a los pilotos que leyeron el texto es a través de las denuncias de los pasajeros que se dirijan a la aerolínea expresando la queja correspondiente.

En caso de que no exista tal denuncia, será muy difícil probar que efectivamente el piloto leyó el comunicado. Por eso el año pasado ninguno fue sancionado.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...