lunes 24, septiembre 2018 | Actualizado 01:11
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La liberación de Cristóbal López podría debilitar una de las causas emblemáticas de la corrupción K

17/03/2018 06:37 hs
La decisión de la Cámara Federal aliviaría la situación del jefe del Grupo Indalo en el expediente de la inmobiliaria Los Sauces.

Aunque dividido, un fallo de la Cámara Federal consintió un pedido del ex zar de los negocios del Estado K: a partir de esta sentencia, Cristóbal López está libre. La decisión causó un impacto notable en el fuero federal, a pesar de que se anticipaba que podría suceder. También sale en libertad su socio, Fabián De Souza.


Los dos, amigos, clientes y contratistas estatales de los K, estaban detenidos con prisión preventiva. Los habían procesado en una causa donde se les imputaba el haberse adueñado de más de 20 mil millones de pesos de impuestos de los que era agente cobrador, porque los compradores de nafta se lo pagaban a su empresa Oil junto al precio del combustible en cada transacción que hacían en sus estaciones de servicio. López nunca giró al fisco el monto de los impuestos cobrados, tal como era su obligación.

 

El camarista Eduardo Bruglia apoyó la investigación del fiscal Gerardo Pollicita y del juez Julián Ercolini.

 

Pero su par de tribunal de alzada, Jorge "Pati" Ballestero, votó a favor de López. Quien desempató, también en favor del empresario K y de su socio, fue otro camarista, Eduardo Farah.

Ercolini y Pollicita consideraron, basándose en lo que consideraban pruebas firmes y acciones corroboradas, que tanto López como De Souza podían obstruir a la Justicia si seguían en libertad.

 

"Cristóbal", a secas, como lo llaman los Kirchner, es el líder del grupo Indalo, con intereses en múltiples emprendimientos, y ahorrista de una fortuna que sobrepasaría los tres mil millones de dólares.


El fallo de Cámara Federal no sólo le permite a él y a su socio salir de la cárcel. Sus alcances y rebotes son mucho mayores: el fallo podría hacer tambalear el curso de un expediente donde la documentación y las pruebas recolectadas son rotundas. Un hecho es indiscutible: los dos detenidos (pronto en libertad) cobraron en impuestos a sus propios clientes en negocios de la nafta de Oil lo que actualizado al día de hoy se calcula en más de 20 mil millones.

 

En lugar de entregarle a la AFIP esa cifra que cobraban a cuenta de ella, usaron esa plata para seguir expandiendo su holding.


Con esas operatorias ayudaron, a su vez, a aumentar el patrimonio de sus máximos benefactores desde la Casa Rosada, los Kirchner. López y De Sousa le pagaron a la ex familia presidencial millones de pesos en contratos de alquileres de inmuebles.

 

Esos fondos empresariales tenían un origen no tan lejano en fondos del Estado nacional de los que se habían apropiado. Y terminó en las cuentas privadas de quienes manejaban a su vez el Tesoro Nacional.

 

Esas maniobras están bajo la mirada de la Justicia en otra causa, que investiga si hubo lavado de divisas y pagos de coimas encubiertas. En ella también están procesados los todavía -y aún más ahora- afortunados López y De Souza. Ese expediente es conocido como "Los Sauces". Es el nombre de la inmobiliaria de los Kirchner que tenía solo dos inquilinos: el grupo Indalo y el grupo Báez. Ningún empleado registrado de modo legal ni tampoco sede oficial.

 

El fallo de Ballestero y Farah podría modificar a favor de López y De Souza su situación procesal en el caso "Los Sauces".

 

Para los investigadores, Pollicita y Ercolini, el llamado "delito precedente" que habrían cometido los jefes de Indalo para ayudar a blanquear dinero a los Kirchner, es el de defraudación a la administración pública por las extraordinarias y evidentes irregularidades cometidas con los alrededor de 20 mil millones de impuestos de la petrolera Oil que, para Farah y Ballestero, no serían un delito penal, si no "evasión".

 

Si se termina de confirmar en otras instancias este fallo de la Cámara, los líderes de Indalo deberían tratar sus problemas legales con Oil en el fuero en lo Penal Económico.

De esta consecuencia proviene la chance haber sido beneficiados, además, en el caso "Los Sauces".

 

En Tribunales llamó la atención que Ballestero haya votado este fallo debido a que pocos días atrás se sometió a una delicada cirugía para atender una afección coronaria.

 

Salido del quirófano, usó sus primeras energías en votar a favor de López y De Souza. El rumor que él deja circular en Comodoro Py es que se jubilará a mitad de año.

 

Cerraría así un círculo de coherencia judicial, si no jurídica: en casos importantes, siempre su voto se alineó con los deseos de los Kirchner.

 

El futuro del mayor infortunio judicial de los aún poderosos López y de Souza, dependería de una posible apelación del fallo de la Cámara que podría ejecutar el abogado de la AFIP en este expediente, el jurista de prestigio Ricardo Gil Lavedra.

 

Y del fiscal general ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Germán Moldes.

TAGS
cristobal lopez,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...