viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 08:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
#DvGourmet

Tres recetas fáciles y económicas para hacer en casa

05/07/2017 12:34 hs
Nuggets de pollo, dedos de mozzarella y bombas de papa. Ideales para una cena en familia ¡o para un cumple!

Los nuggets es desde hace años el plato rápido preferido de muchos niños y adultos. Los productos industrializados suelen ser caros, pero con esta receta súper fácil podrás hacer tus propios dedos de pollo sin gastar una fortuna.


¿Cómo hacerlos?


Primero vamos a procesar una pechuga de pollo y luego le vamos a agregar dos rodajas de pan lactal remojado en leche hasta formar una pasta. Salpimentamos y le sumamos perejil fresco picado. Incorporamos una cucharada de almidón de maíz.


Se arman bolitas con la masa que primero van a pasarse por harina, luego por huevo y por último, por pan rallado. Se aplastan para darle forma de nuggets y se pueden en abundante aceite caliente hasta que estén bien dorados o cocinar en horno a 180°C de ambos lados hasta que tengan ese particular y delicioso color.


      Embed

 

Las bombas de papa son otro plato riquísimo y nutritivo. Para hacerlas necesitas puré de papa casero, pero sin leche porque puede explotar cuando ponés las bombas en el aceite.


Con el puré frío, salpimentado y firme armamos bolitas en la palma de la mano y le colocamos en el centro un cuadradito de queso blando, luego la rebozamos con harina, huevo y pan rallado.  Recordá que debés presionar para que queden bien firmes pero sin romperlas.


Las ponemos 15 minutos en la heladera para que queden  bastante consistentes y no se desarmen al colocarlas en abundante aceite hirviendo hasta que estén bien doraditas.


      Embed


Los palitos de mozzarella fáciles y riquísimos que podés sumar a los dos platos anteriores como un acompañamiento.


Para prepararlos vamos a necesitar ocho palitos de mozzarella bien fríos de un grosor de 2 centímetros aproximadamente, 80 gramos de harina, cantidad necesaria de pan rallado condimentado con perejil, ajo y orégano y dos huevos batidos.


Tomamos los bastoncitos, los pasamos por harina, huevo y pan rallado. Después pasamos por huevo de nuevo y otra vez por pan rallado para que queden bien crocantes.

Los dejamos reposar y los ponemos a freír en abundante aceite hirviendo hasta que estén dorados.


      Embed

 

A los tres platos podemos servirlos acompañados con gajos de limón, una lluvia de perejil fresco y distintos aderezos en cazuelas.  

Enviá tu comentario