miércoles 17, julio 2019 | Actualizado 13:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Anabela Ascar detalló el terrible y confuso momento que vivió con el yerno de Héctor Ricardo García

06/07/2019 08:03 hs
La periodista que convivía con él contó que fue abordada por tres hombres que quisieron entrar a su casa.
Cuando todavía no pasó ni una semana del fallecimiento de Héctor Ricardo García, comenzaron los problemas por la herencia. Por lo menos así lo relató Anabela Ascar, quien fuera su pareja durante los últimos 22 años, en una nota con Confrontados (El Nueve, lunes a viernes a las 15).

En una charla telefónica con Rodrigo Lussich y Carla Conte, la periodista contó que "Estoy muy mal. Todavía no hace 7 días que falleció Héctor Ricardo García, con quien conviví durante 22 años. Salí a pasear a mis perros y cuando entraba a mi casa, me abordan tres hombres y uno me dice: '¿sabés quién soy?, el yerno de Héctor Ricardo García'".  

Con la voz quebrada por la angustia, Anabela siguió con su relato: "Ah, el marido de la hija. Bueno, menos mal que apareciste porque yo quería hablar con ustedes de la mejor manera porque, obviamente, hay derechos herenciales", respondió.

      Embed

Después la periodista detalló cómo siguió la situación: "Me presentó a su escribano y a otro hombre que los acompañaba. Empezaron a decir que querían entrar a mi casa para hacer un inventario y me preguntaron qué tenía para avalar que vivía ahí (con García). Les dije que tengo una unión convivencial ante escribano público. Es mi domicilio y tengo mis cosas también", explicó.

Ante las consultas de los conductores, Anabela manifestó que "Me agarraron sin abogado en la puerta de mi casa paseando a mis perros. Les dije que iba a ir a la policía a hacer una denuncia por usurpación si ellos entraban. Ahí se calmaron y me dijeron que querían hablar por las buenas pero insistían en entrar hoy mismo a hacer el inventario".

Todavía nerviosa por lo que había vivido, agregó: "Les expliqué que las cosas no se hacían así. Acá hay derechos y soy concubina legal, ya que estoy con él desde hace 22 años. Estoy a favor de ellos porque son herederos, pero yo también tengo mis derechos. Tengo que ser recompensada económicamente y tiene que haber una indemnización fijada por un juez".

Pero -según Ascar- la reacción del yerno fue muy agresiva. "'Vamos a ver si tenés tus derecho', me contestó el señor. Si me voy de acá, ¿adónde me voy a vivir?, le pregunté. 'Vos tenés adonde ir', me respondió. Le dije que esto era violencia psicológica. Siento que tres hombres me sometieron a violencia de género. Soy una mujer sola, viuda, con tres perros y vivo con mi mamá. ¿Cómo se van a manejar así?", se quejó. 

Lussich le hizo notar que la familia quiere recuperar la vivienda. A lo que Anabela reflexionó. "Por supuesto. ¿Pero no es violencia de género si cuidaste a un hombre, le cambiaste el pañal, hiciste de todo durante 22 años y aparecen familiares que nunca estuvieron a siete días con un escribano y alguien más para constatar qué hay adentro de mi casa?".

Conte apoyó el relato de la periodista y le sugirió que hablara con su abogado. "Lo acabo de hacer. Ahora mi abogada los va a llamar para arreglar una reunión con la familia que nunca estuvo. Pero hasta que esto no ocurra, por la manera que tienen de manejarse, yo tengo miedo. Vivo sola con mi mamá y mis tres perros. Si se manejan así ahora, sin cita previa, un día pueden entrar a la noche, no lo sé".

"¿Esperabas que esto podría pasar?", preguntó Carla. "Nunca pensé que esto podría pasar porque tengo la mejor de las intenciones y ellos tienen derechos como herederos forzosos. Pero esto lo juzga el juez después de un caminito legal que hay que recorrer. Pero todavía estoy de duelo y me parece de una violencia psicológica enorme que vengan así a la puerta de mi domicilio legal". 

Anabela aclaró que "Esta casa es una sociedad anónima, pero más datos no puedo dar. De todas maneras por dos años este es mi domicilio fijado y nadie me puede tocar. De todas maneras yo me quiero ir de acá porque no quiero vivir en esta casa. Pero no de esta forma. En 22 años no vinieron".

"Yo quería llegar a un acuerdo normal con ellos, como gente seria. Pero si a una semana de su muerte ya se presentan en mi casa sin avisar, con escribano, para hacer un inventario, sin darme tiempo a que yo ponga un abogado, me da miedo. esto es violencia de género", recalcó.  

La periodista explicó que "Salgo a los medios a hablar porque quiero sentirme protegida porque yo no sé si no van a entrar un día que salgo a comprar algo. Esta no es una modalidad de gente que quiere negociar". 


Después le preguntaron si García había dejado escrito un testamento. "No lo sé. Quiero lo mejor para todos y lo que es de ellos va a ser de ellos. Solo le pido que no se metan en mis cosas y que respeten que la ley me ampara por dos años porque tengo la unión convivencial. No conozco a nadie que antes de siete días que muera una persona, después de 22 años que no estuvieron, venga con un escribano para ver lo que yo tengo en mi casa".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...