jueves 18, julio 2019 | Actualizado 11:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Qué estrategias se usan en el mundo para bajar el desempleo

20/06/2019 13:16 hs
El país supera al promedio regional y es el número 20 entre las naciones con más desocupados, según el FMI.

En un contexto de caída de desempleo a nivel regional, la Argentina se sigue manteniendo entre el grupo de los países de América Latina donde el número de personas que buscan trabajo crece. Este miércoles, el Indec dio a conocer el dato de desempleo de primer trimestre del año: 10,1%, la cifra más alta en 13 años.

 

Sin embargo, el desempleo en la región cambió de tendencia durante el año pasado y luego de estar tres años en alza logró revertir según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El organismo internacional reveló que durante 2018 el desempleo en América Latina y Caribe descendió con respecto al año anterior y se ubicó en el 7,8% en promedio.

 

"Después de tres años consecutivos subiendo, la tasa promedio de desempleo en la región logró descender a menos de 8,1%, el porcentaje del 2017, aunque todavía se mantiene lejos de su mejor resultado en 2014 de 6,1%", según el informe Panorama Laboral 2018 de la OIT. Este porcentaje representa a cerca de 25 millones de hombres y mujeres en la región que buscan trabajo pero no lo consiguen.

 

 

El desempleo en Brasil, por ejemplo, que representa el 40% de la población económicamente activa de la región, bajó a 12,5% en 2018 y encabeza a los siete países latinoamericanos donde hubo una caída en la desocupación.

 

Siguen a Brasil en la caída del desempleo durante el año pasado, Ecuador con 4,2%, Honduras con 5,7%, México con 3,3%, Paraguay con 6,7%, Barbados con 9% y Jamaica con 9,2%. En Perú y República Dominicana, en tanto, se mantuvieron los mismos porcentajes de 2017, 4,5% y 5,6%, respectivamente.

 

En tanto, la desocupación aumentó en Argentina, Chile (7%), Colombia (9,8%), Costa Rica (9,7%), Guatemala (2,8%), Panamá (5,8%), Uruguay (8,4%), Bahamas (10%), Belice (9,4%) y Santa Lucía (21,8%).

 

 

Para la OIT, con la economía argentina en recesión, durante 2019 se incrementará el nivel de desempleo del 9,5% al 10%, mientras que los países de América Latina tendrán un crecimiento del 2% y el desempleo en torno al 8% en promedio. "Se proyecta que la tasa de desempleo continúe una tendencia a la baja en Brasil, que alcanzó el 12,2 % en 2019, pero se espera que aumente, aunque sea ligeramente, en Argentina, Chile, Ecuador y Perú", detalló el informe del organismo.

 

Países con alta y baja desocupación

 

A nivel global, de acuerdo con las proyecciones del FMI, 20 países cerrarán 2019 con niveles de desocupación más altos que la Argentina, entre ellos, Venezuela, Sudáfrica, Nicaragua, España, Brasil e Italia. Mientras que los cinco con proyecciones de desempleo más bajas serán Singapur, Macao, Kuwait, Tailandia y Bielorrusia.

 

¿Qué países de la región fueron exitosos en combatir la desocupación? Un caso es México, que al cierre de 2018, tuvo una tasa de desempleo promedio de 3,3%, la cuarta más baja entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tan sólo por detrás de República Checa, Japón e Islandia. El país lleva nueve años a la baja, desde un nivel de 5,48% en 2009. Sin embargo, en el primer trimestre del año aumentó a 3,5% de la población económicamente activa.

 

Según la OCDE, los países que promueven la cantidad, la calidad y la inclusión del empleo -como Dinamarca, Islandia, Noruega y Suecia- son los que tienen un mejor desempeño que aquellos que prestan atención predominante a la flexibilidad del mercado. "Si bien la flexibilidad y la adaptabilidad son esenciales para estimular la generación de empleos de alta calidad en un entorno cada vez más dinámico, es imprescindible que las ganancias y los costos se compartan equitativamente entre empresas y trabajadores", afirma la organización.

 

"Los avances tecnológicos, la globalización y el cambio demográfico están creando muchas nuevas oportunidades, pero no para todos; es recomendable que los responsables de formular políticas públicas se centren en ayudar a quienes corren el riesgo de quedar rezagados, al implementar políticas educativas y de formación, laborales y sociales bien focalizadas", advirtió la OCDE en su informe de fines de 2018 que publica Infobae.

 

En la década del '90, la "Estrategia de Empleo" de la OCDE hacía hincapié en la flexibilidad laboral como respuesta al desempleo generalizado; mientras que en 2000 promovió diferentes mezclas de política pública para fomentar el empleo; ahora, la nueva estrategia contempla cambiar de las políticas correctivas a políticas preventivas, las cuales impulsarían la eficiencia y la equidad al mismo tiempo.

 

Una de las ideas es incrementar varias formas de trabajo flexible, incluidos los empleos temporales y el autoempleo. Si bien actualmente representa solo un pequeño porcentaje del empleo, el empleo esporádico va también en aumento y puede expandirse de manera importante en el futuro cercano. Para la OCDE, los Gobiernos afrontan el reto de acompañar la innovación en la creación y el uso de mecanismos de empleo flexible, y a la vez evitar el abuso, creando un entorno de igualdad de condiciones entre las empresas y brindando apoyo adecuado a todos los trabajadores.

 

Dada la probabilidad de que las formas flexibles de trabajo -empleos temporales y autoempleo- aumenten, es necesario que los gobiernos garanticen que todos los habitantes tengan acceso a la protección social y estén cubiertos por regulaciones laborales básicas, independientes del tipo de contrato o empleo en cuestión, sugiere la OCDE.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...