lunes 22, julio 2019 | Actualizado 00:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El protocolo psicológico en Newell's por el que cayó Martín Bustos

07/06/2019 18:24 hs
El árbitro, que está implicado en la causa Independiente, intentó mantener un encuentro íntimo con un jugador y le tendieron una trampa para poder detenerlo.
La denuncia por abuso de menores en las categorías inferiores de Independiente que salió a la luz el 21 de marzo de 2018 conmocionó al fútbol. Uno de los tantos apuntados es el árbitro Martín Bustos, quien estuvo preso hasta septiembre. Anoche, por una denuncia de juveniles de Newell's, fue detenido otra vez, ahora en Rosario.

A principios de esta semana, Julián Pablo Pagliarecci, director de pensión de la institución rosarina recibió en su oficina a uno de los chicos que juega en el club. El relato lo estremeció: el joven relataba que un hombre, que decía ser un masajista deportivo, quería conocerlo personalmente.

En diálogo con TN, el coordinador de psicología de la pensión del equipo rosarino, Andrés dal Lago, reveló detalles sobre cómo cuidan a los chicos de las juveniles y cómo los ayudan a detectar este tipo de situaciones.

"El proceso comienza con la capacitación de los chicos. Hace tres años tenemos un plan de formación integral de los jugadores, en el que los asesoramos en el cuidado de la persona, adicciones, enfermedades venéreas y delitos informáticos", comenzó su relato Dal Lago.

Luego relató cómo se enteraron del intento de Bustos de acercarse a uno de sus jugadores: "El psicólogo dedicado al seguimiento en el contexto de la pensión, es quien detecta esta situación. Uno de los chicos le cuenta que lo contactaron por Instagram ofreciéndole un tipo de masajes específico para jugadores".

Lo primero que hicieron desde el club es pedirle permiso al juvenil para intervenir su cuenta en la red social y hacerse pasar por él para contactarse con esta persona, que no tenía foto en su perfil y apenas mostraba imágenes de masajes que se pueden descargar por internet.

Al hablar con el sospechoso, se ofrece a una prueba de estos masajes coincidiendo con una visita suya a Rosario. Cuando pasa una foto suya para ser identificado a la hora del encuentro es que Newell's acude a la fiscalía a hacer la denuncia. Y comprueban que se trata de Martín Bustos.

La Policía arresta a Bustos en el lugar en el que había convenido encontrarse con el chico sin saber que estaba siendo engañado.

"Dentro de lo malo que es que ocurra todo esto, el saldo favorable es la actitud preventiva, que se refuerza cuando se conocen estos peligros, que son más frecuentes que lo que uno se imagina", aseguró Dal Lago.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...