martes 20, agosto 2019 | Actualizado 12:17
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Débora Pérez Volpin: el abogado reveló que el endoscopio no funcionaba y adulteraron el número de serie

14/05/2019 09:13 hs
Diego Pirota reveló en TN nuevos detalles que surgieron en torno al caso de la muerte de la periodista.
El 6 de febrero de 2018, un año atrás, la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin fue al Sanatorio La Trinidad de Palermo por un fuerte dolor abdominal que sentía en esos últimos días. Los médicos le hicieron una endoscopía, pero de ese procedimiento, que debía ser de rutina, Débora salió sin vida. 

Según un peritaje, el endoscopio con el que le hicieron el estudio fatal a Débora no funcionaba correctamente y se le había borrado el número de serie. 

      debora perez volpin.jpg

Lo denunció el abogado de la familia de Débora, Diego Pirota: "Dos ingenieros de la UBA peritaron el endoscopio y no funciona. Está adulterado adrede el número de serie del endoscopio: es un raspado burdo".

      Embed

"El estudio determinó que el endoscopio que el sanatorio entregó a la justicia no funciona correctamente en todas sus prestaciones. Pero además le borraron en forma adrede el número de serie. No hay numeración en el aparato, está raspado", insistió."Con esta maniobra tratarían de buscar que no se pueda saber si era el que se usaba con frecuencia", explicó.


Que haya sido el endoscopio que entregó el sanatorio no significa que sea el que se haya usado en el estudio que derivó en la muerte de la periodista, aclaró el abogado. "Si no funcionaba correctamente entonces avalaría la teoría de que se hizo una conexión clandestina de aire a la pared, que insufló una cantidad que no es la correcta", indicó. "Si el equipo fue este y no lo cambiaron, como sospechamos, no funciona. Y si no fue éste, ¿por qué lo sustituyeron?", afirmó.


Pirota cuestionó que hay constantes presentaciones para dilatar el comienzo del juicio, cuyo comienzo está previsto para el próximo 10 de junio, y que Bialolienker hizo una presentación ante la Corte Suprema para que analicen el rechazo de la probation que había propuesto (realización de tareas comunitarias para evitar el proceso).


La autopsia determinó que Débora murió por "una perforación instrumental del esófago torácico, que luego le produjo un paro cardiorrespiratorio". El juez que lleva la causa, Carlos Bruniard, cerró la instrucción el 20 de septiembre pasado y elevó el caso a juicio oral.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...