sábado 17, agosto 2019 | Actualizado 08:34
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Tras los allanamientos a Camioneros, el fiscal podría volver a pedir la detención de Pablo Moyano

07/05/2019 10:57 hs
El fiscal Sebastián Scalera explicó los vínculos del dirigente con el barra de Independiente, Pablo "Bebote" Álvarez.
El fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, aseguró que no descarta volver a pedir la detención del vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, por irregularidades en el club y sus vínculos con el barrabrava Pablo "Bebote" Álvarez.Lo dijo este martes, horas después de que por orden de la nueva jueza de la causa, Brenda Madrid, se realizaran nueve allanamientos en distintas sedes del sindicato Camioneros, también conducido por la familia Moyano.

"(Los allanamientos) fueron un pedido que la fiscalía había hecho en octubre del año pasado pero que habían sido rechazados por el juez Luis Carzoglio junto al pedido de detención de Pablo Moyano. La fiscalía apeló y la cámara resolvió enviar el expediente a la instancia para que el juzgado de garantías reevaluara estas medidas. A esta el altura el juez Carzoglio ya no estaba en su función (NdR: fue suspendido). Finalmente, a partir de la llegada al juzgado de la jueza suplente, los allanamientos requeridos se resolvieron el 11 de abril", explicó Scalera.

"De todas formas, no descartamos insistir con el pedido de detención, pero tenemos que esperar el resultado total de los allanamientos para evaluar si corresponde. Sí, en cambio, existe primura para resolver la situación procesal de las personas que están detenidas hace más de un año y elevar la causa a juicio oral", destacó el fiscal en declaraciones a radio Metro.

La causa por asociación ilícita involucra al ex jefe de la barrabrava de Independiente, "Bebote" Álvarez, Hugo y Pablo Moyano, al sindicato de Camioneros y sus supuestos vínculos contra la compra y reventa de entradas y otras maniobras defraudatorias contra el club de Avellaneda.

"Bebote es, entre otros, quien describe un sistema para la obtención de entradas a partir de un acuerdo que él hace con Pablo Moyano antes de la renuncia de Javier Cantero en 2014. De hecho, él se había alejado de la barra y volvió a partir del acuerdo. El arreglo significó movilizar a la barra para terminar de hacer caer a Cantero y hacer ir a votar a una importante cantidad de socios vinculados a la barra en las elecciones que ganó Hugo Moyano", explicó Scalera.

En los allanamientos, agregó el fiscal, se secuestraron "computadoras, servers y pen drives" de la empresa encargada de la distribución de las entradas y algunos de los resultados de las pericias "coinciden de manera plena con los listados que Bebote, ya detenido, aportó a la causa cuando prestó declaración indagatoria". 

"Tras arreglar con Moyano, Bebote distribuía más de mil entradas en diferentes barrios por fuera del sistema legal. Se trata de una maniobra defraudatoria al club y a sus socios. Algunos de las 150 personas que aparecen citadas han declarado como testigos y reconocieron que recibían la cuota social paga y que ese beneficio se cortó poco tiempo antes de que Bebote cayera detenido", amplió.

Además de la sede principal de Camioneros y otras dependencias del sindicato, los allanamientos también incluyeron domicilios particulares, entre ellos el del representante de futbolistas Christian Bragarnik.

Al respecto, Scalera explicó: "Bragarnik aparece sindicado en la denuncia de Juan Manuel Lugones como fuente de financiamiento de distintas barras, incluida la de Independiente. Entendimos que correspondía determinar si esto era así o no. Se secuestraron algunos elementos en su oficina y veremos qué valor probatorio tienen respecto a la hipótesis".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...