sábado 15, junio 2019 | Actualizado 19:55
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Qué declararon los cinco acusados de violar a una nena de 14 años en Miramar

03/01/2019 14:28 hs
Respondieron preguntas y dieron su versión de los hechos al ser indagados por la fiscal Florencia Salas.

Durante casi seis horas, los cinco acusados de violar a una nena de 14 años en un camping de Miramar prestaron declaración indagatoria ante la fiscal Florencia Salas. Todos tienen entre 21 y 23 años y son todos mayores de edad. Relataron su versión de los hechos y respondieron preguntas.


Los detenidos llegaron cerca de las 8 de la mañana de ayer fuertemente custodiados a lo tribunales marplatenses desde la alcaldía de la penitenciaria de Batán. Alrededor de las 11 pasó a declarar el primero de ellos.


Un dato que surge de las declaraciones a las que pudo acceder Infobae es que los relatos habrían coincidido en casi todos los puntos. No solo en lo sucedido al momento de la agresión sexual sino también en cómo conocieron a la menor y en lo que habría sucedido después.


La joven y sus padres estaban alojados junto a dos familias amigas en unos bungalows que quedan a unos 150 metros de la entrada del camping "El Durazno", que tiene una extensión de 20 hectáreas. Habían llegado al lugar para festejar Año Nuevo. Por su parte, los acusados habían estacionado su camioneta y montado su carpa a escasos 50 metros de esas cabañas algunas horas antes del 31.


Luego de haber festejado y brindado a la medianoche del 31, la madre de la nena relató a la justicia que notó que su hija no estaba y ahí emprendió una búsqueda por el lugar que terminó con el hallazgo de la menor dentro de la carpa de los acusados.


Según lo que declararon los detenidos, ninguno de ellos conocía a la nena de 14 años previamente. Dos de los acusados declararon que se encontraban durmiendo en el interior de la camioneta en la que habían llegado y que no participaron de los hechos. Otro de los detenidos sostuvo que estaba durmiendo en una reposera. Solo los otros dos declararon que tuvieron contacto sexual con la nena de 14 años en el interior de la carpa. Según las fuentes judiciales, habrían declarado que "fueron relaciones sexuales consentidas".


Consultada por Infobae, la doctora Raquel Hermida Leyenda, abogada penalista y especialista en delitos contra la integridad sexual, sostuvo que la estrategia utilizada por la defensa "es mala y reiterativa, ya que todos los imputados por delitos contra la integridad sexual se defienden asegurando que se trató de una relación consentida".


La abogada penalista señaló que en este caso "nos encontramos frente a un abuso sexual con acceso carnal agravado por tratarse de una menor de entre 13 y 16 años de quien se aprovecharon por su inmadurez sexual en razón de la mayoría de edad de los autores. Y agravado también porque el hecho fue cometido por dos o más personas. Y porque seguramente va a dejar un grave daño psíquico en la víctima".


Y agregó que "a partir de la declaración de la menor en Cámara Gesell y de los informes psicológicos hay que analizar si posee también el agravante de lo ultrajante que resultó el hecho y si existió corrupción de la menor, que significa interrumpir su normal desarrollo psicosexual". Por todo esto, Hermida Leyenda señaló que a los autores podría caberles una pena de 20 años de cárcel.


Los acusados describieron también el momento en que llegó la madre de la nena desesperada porque no encontraba a su hija y fue en ese instante que abrió la carpa y se encontró con la chica siendo abusada sexualmente por los mayores de edad. Luego, coincidieron en que se produjo una escena de gritos, llantos y desesperación.


En el examen médico que se le realizó a la nena quedó claro que hay lesiones genitales compatibles con un abuso sexual. La fiscal pidió que los cinco acusados continúen detenidos.

Mientras los acusados declaraban en el octavo piso de los tribunales de Mar del Plata, un grupo de 15 familiares de los detenidos se dedicó a insultar a los periodistas que hacían guardia en el lugar. Luego de declarar, fueron trasladados nuevamente a la unidad 44, la alcaldía penitenciaria de Batán.


Al salir de su despacho, la fiscal Salas se limitó a señalar que la imputación sigue siendo la misma para los cinco acusados: abuso sexual con acceso carnal agravado.


Según las fuentes judiciales, todavía faltan resultados claves como los peritajes a la camioneta, la carpa y la ropa interior de la víctima y los acusados. También falta que la nena, por ser menor de edad, declare en Cámara Gesell.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...