martes 18, diciembre 2018 | Actualizado 20:36
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Tras el G-20, el foco global se centra en la cumbre de Trump con Xi: están reunidos en el Palacio Duhau

01/12/2018 19:48 hs
La guerra comercial entre ambas capitales, el tema central.

En un clima de cierto optimismo, ante un menú que incluye solomillo y vino Malbec, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el de China, Xi Jinping, ya están frente a frente en una cena en el palacio Duhau que mantiene en vilo al mundo porque ambos líderes intentarán negociar el freno a una guerra comercial de impacto global.

 

"Vamos a discutir sobre comercio y creo que en algún punto vamos a terminar haciendo algo que será grande para China y para los Estados Unidos", dijo Trump, en un breve diálogo con los periodistas tras su saludo con el presidente chino.

Trump dijo que había establecido "una maravillosa relación" con Xi y dijo que "eso será una razón muy importante por la que probablemente terminemos consiguiendo algo bueno para China y para Estados Unidos".

Xi también habló brevemente con la prensa y dijo que era "un gran placer" tener la posibilidad de reunirse con el estadounidense y resaltó la "amistad personal" con Trump.

"Ha pasado cierto tiempo desde nuestro encuentro anterior...muchas cosas han pasado en el mundo", dijo el mandatario chino. "Solo con cooperación entre nosotros vamos a servir a los intereses de paz y prosperidad", dijo.

Trump y Xi Jinping intentan resolver la guerra comercial que mantuvieron a lo largo de todo este año, y que está provocando serios "daños colaterales" en la economía global. Por eso, gobiernos, mercados y empresas están pendientes de los resultados de ese encuentro.

Xi presentó además sus condolencias a Trump por el fallecimiento del ex presidente George HW Bush, y dijo que estaba "muy triste" por el hecho.

Los mandatarios no contestaron preguntas de los periodistas e ingresaron al salón con sus respectivas delegaciones de funcionarios. Estadounidenses y chinos se sentaron frente a frente en una mesa con flores y candelabros.

Las conversaciones transcurrían con un menú de bife de chorizo con cebollas moradas y ricota de cabra, vino Malbec cosecha 2014 y panqueques de dulce de leche y crema.

Trump partirá a Washington inmediatamente después de la cena, mientras que Xi se quedará un día más para una bilateral mañana con el presidente Mauricio Macri.

Seguí leyendo...