martes 23, octubre 2018 | Actualizado 21:42
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Paolo Rocca declaró que no pagó coimas e hizo responsable a uno de sus principales directivos

05/10/2018 19:31 hs
El presidente de Techint declaró en indagatoria ante el juez Claudio Bonadio por la causa de los cuadernos. Apuntó contra Luis Betnaza
El presidente de Techint Paolo Rocca dijo hoy que desconocía que un alto directivo de su empresa le pagó coimas a funcionarios kirchneristas para que intervengan en nombre de la compañía ante el gobierno de Venezuela por una situación que estaban viviendo en ese país.

Rocca declaró en indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y responsabilizó por esos pagos a Luis Betnaza, director corporativo de Technit, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Betnaza ya fue indagado y reconoció que le ordenó a otro director de Techint, Héctor Zabaleta,  pagos ilegales a través de SIDOR y TAVSA, compañías que Techint tenía en Venezuela en épocas de Hugo Chávez.  Quien cobraba esas coimas era Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación que está preso.

Rocca dijo hoy que por su cargo, Betnaza tenía autonomía dentro de la empresas. Los fiscales le preguntaron si esa autonomía lo habilitaba a pagar coimas. "No", respondió el dueño de Technit.


Al empresario también le preguntaron de donde había salido el dinero para esos pagos y la respuesta fue de fondos de dividendos de los socios pero que todavía no lo tenían precisado ya que hay una auditoría interna en la que están trabajando.

Rocca no solo se desligó de esos pagos por Venezuela sino que también negó cualquier tipo de pago de sobornos.  Dijo que Technit nunca integró un conglomerado de empresas para hacer obra pública durante el kirchnerismo y que durante ese período de gobierno solo recibieron el 1 por ciento de la obra pública.

Si bien Betnaza dijo que Technit solo pagó por la "gestión" en Venezuela, el ex funcionario Claudio Uberti dijo que en 2008 la empresa pagaba coimas por fuera de la situación puntual de Venezuela. Rocca dijo en su indagatoria que no sabía nada al respecto y que para ese año no estaba a cargo de los negocios con Venezuela ya que estaba ocupado con la crisis de Lehman Brother.

El empresario relató la situación compleja de amenazas a los empleados de las empresas de SIDOR y TAVSA y la estatización de las compañías.  Dijo que  por esa situación habló por teléfono con la entonces presidenta Cristina Kirchner y se quejó por la expropiación y le pidió que se interesara en el caso. También señaló que habló de lo mismo con los ex presidentes de Brasil Lula y Dilma porque en SIDOS había un porcentaje accionario de una empresa brasileña.

Rocca fue el tercer directivo de Technit en ser indagado en la causa de los cuadernos de la corrupción. Zabaleta fue detenido cuando se inició el caso y declaró como arrepentido, tras lo cual fue liberado. Luego fue citado Betnaza y ahora Rocca.

Betnaza fue procesado por el juez Bonadio por asociación ilícita y pago de coimas. En tanto a Zavaleta le dictó una falta de mérito pero los fiscales le pidieron a la Cámara Federal que los procese.

Al prestar declaración como "arrepentido", Betnaza relató ante Bonadio pagos ilegales de la compañía al gobierno de Cristina Kirchner en 2008, en el marco del conflicto por la nacionalización de la empresa Sidor, de ese grupo empresario, en Venezuela, y destacó que la ex presidente participó de "varias reuniones" en aquella ocasión.

Betnaza, un hombre fuerte y más político de Techint, declaró en la causa que "el cierre financiero" de esos pagos "se realizó a fines de 2008 y 2009, con intervención de Cristina Kirchner, en varias reuniones".


(Fuente: Infobae)
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...