martes 23, octubre 2018 | Actualizado 21:15
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Otro ataque de los taxistas caza Uber: quemaron autos en Almagro, Villa Crespo y Flores

27/09/2018 08:36 hs
Uno de los vehículos era un móvil de Cabify.
Cerca de las 5 de la mañana, la chofer de Cabify María Carolina iba a buscar su auto Renault Logan para salir a trabajar cuando se encontró con una desagradable sorpresa: el vehículo estaban en llamas y había dos dotaciones tratando de apagarlas. Sobre el baúl le habían dejado estampada la palabra "Uber" con aerosol. El fuego se extendió a una camioneta utilitaria de un comerciante de la zona que estaba estacionada delante y que también quedó destruida. Ocurrió en Virrey Liniers y Don Bosco, en el barrio de Almagro. Y no fue el único ataque de esta madrugada: también quemaron autos en Villa Crespo y en Flores.

"¿Por qué hacen esto? No piensan en el problema que le están causando a la otra persona. Yo soy madre soltera, vengo de Venezuela y hace dos meses que trabajo con Cabify, que es totalmente legal. Ahora me dejaron sin laburo. Esto lo hacen los taxistas, que me amenazan y sacan fotos", dijo indignada en declaraciones a C5N.

La chofer, que no es dueña del auto, explicó que el vehículo está habilitado legalmente por SACTA como remise y que tiene un seguro que cubre a los pasajeros transportados. "Tengo todos los documentos. Si me paran para un control y los presento puedo seguir trabajando, porque tengo todo legal", subrayó.


"El Gobierno tiene que parar esto -reclamó María Carolina-. Porque esto es cuestión de taxis. Esto lo hacen los taxistas. Recibí amenazas de taxistas que se me paran al lado, que me sacan fotos. El último le sacó fotos a mi patente y yo le saqué fotos al auto. Lo denuncié en su empresa de radiotaxis y me dijeron que les mandara la queja por mail. Los taxistas nos cruzan los autos, nos ponen en peligro a  nosotros y a nuestros pasajeros".


El de Almagro no fue el único ataque. En Darwin y Corrientes, límite entre Villa Crespo y Chacarita, le prendieron fuego a un Renault Fluence, al que también le escribieron la palabra Uber en el baúl. En este caso, las llamas también se propagaron hacia un Peugeot 207 que estaba estacionado al lado.


El tercer ataque sucedió en Artigas y Aranguren, donde aparecieron dos autos incendiados y escrachados como Uber.


La banda de los caza Uber

En los últimos meses se multiplicaron los ataques mafiosos a trabajadores de Uber y Cabify, dos aplicaciones exitosas en el mundo que buscan generar alternativas para el transporte público de pasajeros.

La irrupción de estos servicios generó la reacción de gremios de otras ramas del transporte que vieron una amenaza para su negocio. Sin embargo, en vez de preocuparse por modernizarse y brindar mejores alternativas a los usuarios, formaron un grupo que se dedica a realizar ataques, generalmente de madrugada. La actriz Oriana Sabatini, el diseñador Roberto Piazza y la modelo Cinthia Fernández fueron testigos y víctimas de estos vándalos.

Vidrios rotos, neumáticos tajeados, pintadas en la carrocería, persecuciones y hasta escraches virtuales. Ése es el modus operandi de estos delincuentes que pretenden eliminar la competencia y amedrentar a eventuales nuevos conductores. Por ahora esos aprietes no parecen haber dado mucho resultado. Es que un informe conocido esta semana reflejó que Uber tuvo el mayor crecimiento del mundo en la Argentina, a un ritmo de 400 choferes nuevos por semana.

"La caída económica definitivamente ayudó a muchas personas a encontrar a nuestra empresa como una alternativa de ingresos interesante", afirmó el director de desarrollo de negocio de Uber en Argentina, Felipe Fernández Aramburu.

De acuerdo con sus últimos informes, uno de cada cinco conductores de Uber se encontraba desempleado al momento de sumarse a la compañía.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...