viernes 21, septiembre 2018 | Actualizado 19:06
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Cuadernos K: descubren un fideicomiso a nombre de la mujer de Roberto Baratta con varias propiedades

21/08/2018 09:29 hs
Está a nombre de su esposa; tiene terrenos e inmuebles; al exfuncionario se lo investiga por enriquecimiento ilícito.

¿A dónde fue a parar la plata de la corrupción que Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido, recogía de los empresarios y llevaba hasta la cima del kirchnerismo? La mayor parte del dinero terminó en manos de Néstor y Cristina Kirchner, a juzgar por los relatos de los arrepentidos y del propio Centeno. Pero una parte quedó en el camino, en los bolsillos de quienes estaban en la línea de recaudación: Baratta y De Vido.


Así lo establecieron los registros de los cuadernos, en los que Centeno anotó una gran cantidad de veces que Baratta retiraba su parte y el resto lo llevaba al Ministerio de Planificación, a la quinta de Olivos y al departamento de los Kirchner en Juncal y Uruguay, en Recoleta.


La Justicia descubrió dónde están parte de esos fondos controlados por Baratta: en un fideicomiso millonario que tiene como beneficiaria final a su esposa, la monotributista Dalina Bielle.


En ese fideicomiso hay propiedades, entre ellas un terreno en El Calafate. Además, la Justicia investiga, dentro del patrimonio de Baratta y sus allegados, unas 15 casas, departamentos y lotes en Buenos Aires y en un country de la zona norte del conurbano, controlados por él, su esposa o su chofer, dijeron fuentes con acceso a ese caso. La investigación está en manos de la fiscal Alejandra Mángano y del juez federal Sergio Torres, que a pedido de la funcionaria dispuso la inhibición general de bienes de Baratta, de su mujer y de Centeno, señalado como su testaferro, según la resolución a la que accedió el diario La Nación.


La fiscal pidió y el juez Torres ordenó que la Inspección General de Justicia aportara datos sobre una constructora en la que Baratta figura con participación accionaria. También la esposa de Baratta aparece vinculada a otra sociedad, que supuestamente se dedica a la venta de ropa femenina. Ella es dueña de la marca Dios las Cría.


A pesar de tener un fideicomiso millonario y ser su beneficiaria final, la mujer es monotributista en los registros de la AFIP, donde se anotó entre 2009 y 2013 y volvió a registrarse en octubre del año pasado, cuando se inscribió para comenzar sus operaciones la constructora que la emplea actualmente.


Bielle está registrada en la AFIP en la actividad de venta al por menor de prendas y accesorios de vestir. Al mismo tiempo, entre 2003 y 2009, figura como empleada de la Secretaría de Obras Públicas (la que comandaba José López) y luego, del Ministerio de Planificación. Su situación es similar al resto de los acusados a quienes Baratta les consiguió un empleo público.


Además, se investiga el patrimonio de los familiares de Baratta, incluida su madre; de una hija de Bielle; de la hermana de Centeno (con un lote), y de su ex mujer Hilda Horoviz, con un departamento de 55.000 dólares en San Cristóbal. Esta última propiedad, según Centeno, la pagó Baratta.


La Justicia detectó el fideicomiso de la mujer de Baratta, que alberga propiedades y terrenos millonarios. La fiduciante es la esposa de Baratta, que a su vez figura como beneficiaria final, pero el fiduciario es una persona allegada a la familia Baratta, que aparece como fronting para esconder al dueño de los bienes, dijo una fuente judicial. La Justicia pidió datos sobre los remises que compró Horoviz para montar su empresa de remises, asesorada por Centeno. El juez, a pedido de la fiscalía, pidió que el Banco Central informe sobre cuentas y tarjetas de crédito de familiares de Baratta.


En otra causa paralela, la misma fiscal Mángano, pero en el juzgado de Luis Rodríguez, investiga el patrimonio de Julio De Vido.


De Vido declaró bienes por 2,8 millones de pesos en su última presentación. Pero el nivel de vida del exministro de Planificación no se evidencia en su declaración jurada. El exfuncionario no informa la chacra número 9 de Puerto Panal, en Zárate, donde pasa los fines de semana con su familia. En su entorno explican que está a nombre de Alessandra "Lali" Minnicelli, su mujer. De lunes a viernes, el matrimonio vivía en un departamento en Palermo, sobre Avenida del Libertador. Pero aseguran que se trata de un inmueble alquilado a Uni Vite Argentina SA. En la causa por enriquecimiento ilícito, la Justicia investiga la relación de De Vido con esa empresa. Un peritaje ordenado por el juez Rodríguez ya detectó inconsistencias en el patrimonio de De Vido, que no puede justificar 1.000.000 de pesos y omitió declarar propiedades de hasta 750.000 dólares.


El juez Rodríguez ya procesó en esta causa a la excocinera de De Vido Nélida Caballero, por presunto lavado de dinero. La Justicia sospecha que Caballero registró "un exponencial incremento en sus bienes que no se condice con su trabajo".


Precisamente, se investiga el patrimonio de la empleada del exfuncionario "entre el 1º de enero de 2011 y el 31 de julio de 2016" y se la acusa de "haber ingresado a su patrimonio personal dinero y bienes que provendrían de actividades ilícitas".


La cocinera compró un campo en Formosa dedicado a la ganadería, una agencia de quiniela en la ciudad de Formosa y una cupé Peugeot RCZ 2013 full; una camioneta Toyota Hilux 4×4, un Toyota Ethios, un Fiat Strada año 2013 y un cuatriciclo Tibo 250. Todos patentados en el domicilio de Julio De Vido.


En la fiscalía de Mángano siguen paso a paso la causa de los cuadernos de Claudio Bonadio y leen en los diarios las declaraciones de los empresarios arrepentidos que relatan cómo se hacían los pagos de dinero y antes de llegar a manos de Néstor Kirchner hacían escala en el ministerio de De Vido. Esos "arrepentidos" en el caso de los cuadernos de Centeno pueden convertirse en imputados en esta causa de enriquecimiento ilícito, pues su declaración sobre los pagos les permitiría probar a los investigadores el origen de los fondos con los que De Vido pudo mantener su nivel de vida, al menos hasta octubre del año pasado, cuando terminó preso en Ezeiza.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...