lunes 15, octubre 2018 | Actualizado 08:13
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

A 15 días de otorgale prisión domiciliaria, murió Pimienta, involucrado en la trágica salidera de Carolina Píparo

27/07/2018 11:28 hs
Estaba internado por un cuadro de neumonía dos semanas después de que la Justicia le otorgara la prisión domiciliaria.

Miguel Ángel "Pimienta" Silva, el delincuente que "marcó" a Carolina Píparo en la trágica salidera bancaria de 2010 que terminó en la muerte de su bebé, falleció el jueves en un hospital de La Plata, dos semanas después de que la Justicia le otorgara la prisión domiciliaria.


La excarcelación se apoyó en "el grave y deteriorado estado de salud" de Silva, quien sufrió un ACV y pasó sus últimos días internado en el Hospital de Melchor Romero por un cuadro de neumonía. Tenía 48 años.

 

Silva había sido condenado a prisión perpetua en 2013 junto a otros cuatro cómplices por la salidera en la que Píparo, entonces embarazada de 8 meses, recibió un disparo que derivó en la muerte de Isidro, el bebé que gestaba.


Si bien no se opuso a la excarcelación, la actual diputada provincial de Cambiemos había pedido en junio que antes de otorgarle el beneficio se le realizara un examen psicológico para evitar que reincidiera en el delito. El reclamo lo formuló al participar de una audiencia ante el Tribunal Oral Criminal II de La Plata en la que estuvo cara a cara con el ladrón, a quien le dijo: "Ojalá estés arrepentido de verdad".

 

Los médicos que revisaron al delincuente, sin embargo, fueron contundentes: "Dado el daño neurológico y el trastorno del lenguaje que presenta, resulta imposible realizar pericias al imputado".


Los jueces, además, explicaron que en las unidades carcelarias donde Silva estaba alojado "no cuentan con los recursos tecnológicos y servicios de enfermería necesarios para atender y paliar la condición física del causante", quien requería de ayuda constante de otra persona para desplazarse, vestirse, comer e higienizarse debido a dos ACV que había sufrido durante su detención.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...