lunes 15, octubre 2018 | Actualizado 08:52
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El dólar, en una racha de fuerte caída: ¿se terminó la crisis cambiaria?

25/07/2018 13:30 hs
La divisa está cerca de los $ 28. Baja la volatilidad, pero los analistas esperan aún que baje el riesgo país y las expectativas de inflación.

El dólar cae por segundo día consecutivo y ya lleva más de un mes de calma. En el mercado minorista cedía 8 centavos y estaba por quebrar la barrera de los 28, cotizando en promedio a $ 28,05. La baja se repetía en el mercado mayorista (cedía aún más, 15 centavos) y también en las otras monedas de la región. La marcha del peso a la par del resto de las divisas latinoamericanas empieza a marcar una tendencia: algunos analistas creen que -a partir de ahora y si no hay nuevas turbulencias locales- la divisa acompañará más los acontecimientos internacionales. Otros creen que es prematuro hablar del fin de la crisis cambiaria.


Según un trabajo del economista Nery Persichini, de GMA Capital, la volatilidad del dólar es la más baja en el último mes y medio. La volatilidad es el desvío del promedio de los últimos diez días, y en definitiva, lo que quiere decir es que la divisa se está moviendo menos. "No se veía este nivel de variabilidad desde que Federico Sturzenegger puso los US$ 5.000 millones todos los días para marcar el techo del dólar en $ 25, pero en ese momento sabíamos que esa calma no era duradera", sostiene. El otro momento de una volatilidad tan baja como la actual fue a mediados de abril, antes de que empezara la corrida.


"Es el primer brote que aparece de calma cambiaria", afirma el economista pero advierte que la volatilidad habla del pasado y no de lo que va a pasar a futuro. De todos modos, dice que ve menos apetito por dolarizarse. Con la crisis hubo un castigo a los activos en pesos y también se frenó la actividad. Ahora empieza a verse una baja de la tasa, que llegó a estar en 61% cuando asumió Luis Caputo al frente del Banco Central y hoy se ubica en torno al 45%.


Los papeles más cortos, que rendían 46,5% hace una semana, el martes ya estaban en 44,7%. Es una señal de que el mercado se está volcando cada día un poco más a las inversiones en pesos, dejando de lado el temor a una escapada del dólar.


"Estamos viendo cierta estabilidad cambiaria en las últimas semanas y eso derivó en cierto margen del Banco Central para ir bajando las tasas en el mercado secundario de Lebac", coincide Federico Furiase, director del Estudio Eco Go.


"No vendo mis dólares"


Pero ningún analista se juega a que haya terminado la crisis. Tienen dos variables en la mira: la evolución del ajuste prometido al FMI (la posibilidad de cumplir la exigente meta de 1,3% de déficit el año que viene y lograr renovar todos los vencimientos de deuda) y el impacto de las elecciones en 2019 tanto en el accionar del Gobierno como en el mercado.


"Hacia adelante para que el Banco Central tenga margen para ir bajando las tasas y dar algo de oxígeno al canal del crédito sin gatillar una nueva turbulencia cambiaria, la clave pasa por que se logre bajar el riesgo país, las expectativas de devaluación y de inflación", enumera Furiase.


"Y lo que se necesita para bajar riesgo país y la expectativa de devaluación es que el mercado tenga mayor certidumbre en torno a la viabilidad política que tiene el Gobierno para hacer el ajuste fiscal y monetario comprometido con el FMI y que, hecho el ajuste fiscal, le quede margen para acelerar la economía en el año electoral 2019", añade el director de Eco Go.


Si se recupera la credibilidad del mercado, el Gobierno podrá ir refinanciando los vencimientos de las Letras del Tesoro en dolares: hay vencimientos de Letras en dólares por US$  1.700 millones promedio por mes de acá a junio del año que viene, explica el economista. "El cierre del programa financiero depende sensiblemente de que el Gobierno pueda renovar los vencimientos en el mercado. Restan por financiar de acá a fin de 2019 US$ 8.000 millones, suponiendo que el 100% de vencimientos de Letes se financien en el mercado", agrega.


Persichini tampoco apuesta a que la crisis quedó definitivamente atrás. "Todavía no vendo mis dólares para comprar Lebacs", señala.  Y apunta a la política: "Se está empezando a permeabilizar el riesgo político de 2019. El Gobierno tiene la peor imagen en mucho tiempo. Argentina tiene que mejorar más que el mundo para poder renovar los vencimientos de deuda", afirma.


(Fuente: Clarín)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...