lunes 23, octubre 2017 | Actualizado 22:58
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Exclusivo

Daniel Colombo: "A través del lenguaje podemos saber si un candidato miente o dice la verdad"

06/10/2017 11:53 hs
El experto en comunicación brinda tips para tener en cuenta a la hora de emitir nuestro voto el próximo 22 de octubre.

Por Yamila El Hasi

@yamilaelhasi

yelhasi@diarioveloz.com


 

Daniel Colombo es experto en comunicación, motivador y Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales,  conferencista internacional,  autor de 21 libros y comunicador profesional.


En una charla con DiarioVeloz y de cara a las elecciones del 22 de octubre le consultamos sobre las campañas, los candidatos, el lenguaje corporal y qué tenemos que tener en cuenta como electores. 

 

Daniel, ¿cómo afecta el discurso de la propaganda política?


La pregunta está muy bien formulada: lo que se vive generalmente es propaganda política, que es muy distinto de comunicación política.


En el ciudadano, agota y desafía su paciencia; sobre todo por la precariedad con la que, en muchos casos, están elaborados; la repetición y la abrumadora avalancha de mensajes, sobre todo en época electoral. 


Para los mismos políticos, parece ser que el discurso les completa una parte de sí que tienen incompletas: son barrocos, complejos al expresarse la gran mayoría de ellos; y, en estas elecciones, se observa que muy pocos se han entrenado para comunicarse apropiadamente.


Es más: los devaneos de haber hecho una cosa en la gestión, y querer sostener, ahora en el discurso de campaña, exactamente lo opuesto, enoja y coloca al ciudadano en una situación de confusión tal, que creo que los políticos no dimensionan.


¿Se puede saber a través del lenguaje corporal si un candidato miente o dice la verdad?


Absolutamente. La comunicación humana se compone un 55% por los gestos; un 38% por el tono de voz; y sólo el 7% por las palabras. 


En la política lo que sucede generalmente es que lo que se dice con palabras, no está avalado por los gestos o el lenguaje corporal; por lo que el mensaje no es coherente.


Las miradas esquivas, poner las manos obstruyendo la comunicación, utilizar frases fuera de contexto ante la debilidad del mensaje, son todos síntomas de que el candidato está mintiendo.


Un ejercicio sencillo: poner a cualquier candidato en televisión, sin volumen; preferentemente alguno que no conozcas o no lo veas todos los días. Percibir qué sentís, si le crees con su rostro, su mirada, la expresión de su cuerpo, la tensión del cuello, el brillo de los ojos.


Esto delata rápidamente a los que dicen la verdad o mienten: por más que no adhieras ideológicamente con lo que está diciendo, el candidato que dice la verdad lo apoya con toda su gestualidad.


El que miente, generalmente se basa en las palabras; habla mucho, barroco y en exceso. Busca ideas muy largas y confusas.


¿Cómo estar casi seguro de que están mintiendo? 5 ejemplos cotidianos y sencillos de detectar:

  • Taparse la boca con la mano, total o parcialmente (significa que hay algo oculto, que no se puede o no se debe decir; o que lo que se dice es mentira).

  • Tocarse la nariz: cuando alguien se toca o rasca la nariz, está mintiendo. Esto es porque la nariz tiene terminaciones nerviosas que se activan con las mentiras, y le pica. También se activan con pensamientos negativos.

  • Todo es cuestión de analizar los contextos.

  • Frotarse un ojo. Es un intento de no "ver" la mentira.

  • Tocarse una oreja. Pretende no escuchar la mentira.

  • Rascarse el cuello, o carraspera reiterada, o afán por controlar la conversación, o tomar mucha agua: indican nerviosismo, duda o incertidumbre.

 

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora del voto en base al discurso?

 

La respuesta es muy individual. Básicamente, que le creas al candidato y que avale con hechos concretos y tangibles lo que está haciendo.


  • No dejarse marear con palabras ni con fuego cruzado, típico de las elecciones.

  • Apuntar a tener una diversidad de voces: no quedarse con una sola opinión sobre un tema, sobre todo con aquellos que -para cada quien- son esenciales y fundamentales.

  • No creer todo lo que muestran los candidatos en época de campaña: analizar, chequear, ver los contextos, chequear las cifras que mencionan (en general exageran los desastres de la oposición, y ensalzan de sobremanera los supuestos logros propios).

  • Mantener una posición crítica.

  • Basarse en elementos de la contundencia de los hechos: qué dijo ese candidato, y qué hizo finalmente, en lo concreto.

 

Daniel Colombo es autor entre otros títulos, de "Sea su propio jefe de prensa", "El mundo es tu público" y "Oratoria para todos".

Más información: www.danielcolombo.com

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...