sábado 23, septiembre 2017 | Actualizado 05:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Corea del Sur responde con un simulacro de lanzamiento de misiles a la bomba de hidrógeno de Corea del Norte

04/09/2017 07:57 hs
Seúl realizó ejercicios militares en respuesta a la prueba nuclear con una supuesta bomba de hidrógeno de Corea del Norte.

Corea del Sur realizó este lunes un simulacro de lanzamiento de misiles en el que, supuestamente, atacaba el sitio donde Pyongyang realiza sus pruebas nucleares.


El ejercicio, una de las respuestas de Seúl al desafío nuclear de su vecino, se realizó con aviones de combate y misiles balísticos lanzados desde tierra y se probó nuevamente el polémico escudo antimisiles THAAD colocado por Estados Unidos, al que se opone China.


El ejército surcoreano aseguró que el "objetivo simulado" fue Punggye-ri, el lugar donde se encuentran los túneles en los que los norcoreanos realizan las pruebas de su armamento atómico.


"El entrenamiento demuestra la determinación de los militares surcoreanos de destruir no sólo el origen de la provocación, sino también el liderazgo del enemigo y las fuerzas de apoyo si amenazan la seguridad de nuestro pueblo", dijo el coronel Roh Jae-cheon, portavoz del Ejército.


Además, Corea del Sur afirmó tener indicaciones de que Pyongyang está preparando más lanzamientos, posiblemente un misil intercontinental.


Chang Kyung-soo, funcionario del Ministerio de Defensa, dijo ante el Parlamento: "Hemos visto signos de más posibles lanzamientos de misiles balísticos. También calculamos que Corea del Norte podría disparar un misil balístico intercontinental".


La agencia de noticias surcoreana Yonhap indicó que Seúl y Washington acordaron "en principio" revisar las actuales directrices para que Corea del Sur pueda duplicar la carga máxima de sus misiles balísticos.


Altos funcionarios de seguridad surcoreanos están empezando a inclinarse hacia fortalecer las medidas militares en lugar del diálogo con Corea del Norte, dijo este lunes el ministro de Defensa, según Yonhap.


"Durante una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (sostenida poco después de la prueba del domingo), los puntos de vista convergen en una dirección que refuerza la confrontación militar (en punto muerto, por ahora), en lugar de (perseguir) el diálogo", dijo el ministro de Defensa Song Young-moon en una sesión parlamentaria.


Su declaración se produce en medio de los llamados al presidente Moon Jae-in para corregir el curso de su política de reconciliación, que busca detener el desarrollo nuclear de Corea del Norte a través de una delicada mezcla de sanciones y diálogo.


EE.UU., listo para usar "sus capacidades nucleares"


Estados Unidos, por su parte, aseguró este domingo que está listo para usar "sus capacidades nucleares" si Corea del Norte vuelve a amenazar su territorio o el de sus aliados, la segunda respuesta en un día a la prueba nuclear de Pyongyang.


Tras una conversación telefónica entre el presidente Donald Trump y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, la Casa Blanca emitió una declaración en la que ratificó que la opción nuclear es una de las posibles respuestas a la crisis en la península coreana.


Ya en la tarde, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis afirmó que su país lanzará una "respuesta militar masiva" en contra de Corea del Norte si el país asiático vuelve a amenazar a sus territorios y a sus aliados, advirtió este domingo


Los ejercicios militares y las declaraciones de Mattis tuvieron lugar las pruebas nucleares que realizó Corea del Norte este domingo, cuyo gobierno aseguró que detonó una bomba de hidrógeno que puede ser instalada en un misil intercontinental.


"Cualquier amenaza a Estados Unidos o a sus territorios, incluyendo Guam, o a nuestros aliados, generará una respuesta militar masiva, una respuesta eficaz y abrumadora", dijo el general Mattis en un mensaje pronunciado en la Casa Blanca.


La isla de Guam, un territorio de EE.UU. en el Pacífico, fue el objetivo que Pyongyang puso en la mira en un intercambio de amenazas con Estados Unidos en agosto.


La declaración del secretario de Defensa vino después de que miembros del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. se reunieron con el presidente Donald Trump, este domingo, para analizar la "reciente provocación" de Corea del Norte.


Le presentaron "muchas opciones militares", dijo Mattis: "Dejamos claro que tenemos la capacidad de defendernos y defender a nuestros aliados, Corea del Sur y Japón, de cualquier ataque".


La televisión estatal de Corea del Norte informó este domingo que su inteligencia militar logró desarrollar una bomba de hidrógeno que puede ser montada en un misil balístico intercontinental.


El líder norcoreano Kim Jong-un supervisó personalmente el último desarrollo de armamento de su país.


Aunque no es posible verificar de forma independiente este presunto desarrollo, EE.UU., Corea del Sur y Japón detectaron que hubo una detonación que generó un temblor de magnitud 6,3, el cual correspondería con este tipo de pruebas nucleares de alto poder.


"Aniquilación"


Al comparecer ante la prensa este domingo, el general Mattis hizo un llamado a Kim Jong-un a que "tome en cuenta" la postura "unánime", dijo, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en contra de su programa nuclear.


Pero también lanzó una advertencia que eleva el tono hasta ahora visto sobre las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos.


"No estamos buscando la aniquilación total de un país, a saber Corea del Norte, pero como he dicho, tenemos muchas opciones para hacerlo", dijo Mattis.


Más temprano este domingo, el presidente Donald Trump publicó varios mensajes en Twitter en los que condenaba las recientes pruebas nucleares norcoreanas.


"Corea del norte es una nación paria que se ha convertido en una gran amenaza y vergüenza para China, que está tratando de ayudar pero con poco éxito", escribió Trump.


Además de las opciones militares, el presidente dijo que EE.UU. está considerando "parar todo el comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte".


Este lunes, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sostendrá una reunión para analizar la situación en la península coreana.


El secretario general del organismo, António Guterres, dijo en un comunicado que el comportamiento de Pyongyang "socava los esfuerzos internacionales de desarme y no proliferación y desestabiliza profundamente la seguridad regional".


A su vez, el director del Organismo Internacional de Energía Atómica, Yukiya Amano, aseguró que la prueba nuclear es un acto "extremadamente lamentable".


(Fuente: BBC)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...