martes 21, noviembre 2017 | Actualizado 16:04
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Por qué los hombres blancos bajitos son más propensos a quedarse calvos?

20/05/2017 18:06 hs
Según un estudio, tener una talla corporal reducida está relacionado con la pérdida del pelo en los varones.
Se añade un riesgo mayor de padecer calvicie prematura a la lista de enfermedades y vergüenzas que tienen que afrontar los hombres de baja estatura y ascendencia europea.

Según los datos de un nuevo estudio, "parece que los hombres de estatura relativamente baja tienen una mayor probabilidad de quedarse sin pelo". "Los datos de nuestro estudio indican que algunos de los genes relacionados con la calvicie están asociados también con una estatura baja", declaró a la agencia AFP Stefanie Heilmann-Heimbach, genetista de la Universidad de Bonn (Alemania) y autora principal del mencionado estudio.

Según investigaciones previas, los hombres con la llamada calvicie de patrón masculino también son estadísticamente más propensos a padecer enfermedades cardíacas y cáncer de próstata, aunque el riesgo añadido es muy bajo.


Factores como tener una talla corporal reducida o haber tenido una pubertad temprana también están relacionados con la pérdida del pelo en los varones. Algunos de estos mismos genes que regulan la estatura humana, según parece, también desempeñan un papel en la aparición de estas afecciones y enfermedades.


El estudio, publicado en la revista científica Nature Communications, identificó 63 variantes genéticas "que incrementan el riesgo de pérdida prematura de cabello", según Stefanie Heilmann-Heimbach, que añade que los investigadores no se habían propuesto encontrar una relación con la estatura ni cuantificaron el riesgo relativo de calvicie asociado a las diferentes tallas. "Quizás podamos resolver esa duda con futuros estudios que evalúen tanto la pérdida del pelo como la estatura", explica por correo electrónico.

Sin embargo, la relación estadística habla por sí sola: en hombres de origen europeo, la calvicie no suele empezar hasta los treinta años en adelante, y afecta en alguna medida hasta el 80% de los europeos. La pérdida capilar en hombres asiáticos empieza alrededor de una década más tarde y afecta a un porcentaje mucho más reducido, entre el 50% y el 60%. Hay pocos datos sobre la calvicie en hombres de origen africano, pero parece ser aún más infrecuente.

Algunas de las variantes genéticas descubiertas en el estudio "pueden ser objetivos prometedores para futuras intervenciones terapéuticas", indica la autora.


(Fuente: Huffington Post)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...