domingo 22, enero 2017 | Actualizado 02:48
Usuario
Bienvenido
T 27°C H 69%

Una nueva hipótesis de por qué se hundió el Titanic: ¿se prendió fuego?

04/01/2017 06:36 hs
Una teoría, difundida por un diario británico, estima que la causa del hundimiento fue un elemento opuesto al hielo.

Durante años, todo el mundo había dado por cierta la versión que contaba que el hundimiento del Titanic en abril de 1912 fue culpa de un iceberg que se había desplazado por el océano Atlántico. Pero nuevas teorías apuntan a que el principal culpable del hundimiento fue el elemento opuesto al hielo: el fuego.


Un incendio habría sido la causa del naufragio, que se cobró más de 1.500 víctimas, en el primer trayecto del buque que salió de la ciudad inglesa de Southampton en dirección a Nueva York.


Según revela The Independent, diferentes expertos llegaron a la conclusión que la causa del naufragio del Titanic fue un incendio en el buque que habría estado ardiendo durante tres semanas antes de la colisión contra el iceberg sin que nadie se diera cuenta.


Aunque la teoría del fuego ya existía, se realizaron nuevos análisis de un grupo de fotografías --hasta ahora poco investigadas-- que llevaron a pensar que ésta fue la causa principal del hundimiento.


Las imágenes que salieron a la luz fueron tomadas por el jefe de ingenieros eléctricos antes de que el buque saliera del astillero de Belfast. En las fotos se ven unas marcas negras de 9 metros de largo en la parte derecha frontal del casco del buque.


Las marcas, que están justo por detrás del lugar donde el iceberg golpeó al Titanic, parecen estar provocadas por un incendio que habría empezado en un depósito de combustible cerca de las calderas. Un equipo de 12 hombres intentaron apagar las llamas, pero el fuego habría alcanzado unos mil grados de temperatura que lo habrían hecho imposible de controlar.


El fuego habría debilitado el buque de acero hasta tal punto que, al chocar contra el famoso iceberg, éste habría roto el revestimiento del buque que provocó el naufragio.


Según los mismos expertos, Bruce Ismay --el presidente de la compañía que construyó el Titanic-- habría obligado a los oficiales de abordo que no dijeran nada del incendio a ninguno de los 2.500 pasajeros que subieron al barco. Incluso, la nave habría sido invertida en su lugar de amarre en Southampton, para evitar que los pasajeros vean los daños causados al costado del barco por el fuego.


Senan Molony pasó más de 30 años investigando el hundimiento del Titanic. "Hay factores extraordinarios que se unen: fuego, hielo y negligencia criminal", denunció. "Expertos en metalurgia dicen que, a esa temperatura, el acero se vuelve quebradizo y reduce su fuerza en más de un 75%", agregó el periodista. Y concluyó: "Nadie ha investigado antes estas marcas. Esto cambia totalmente la narrativa".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...