domingo 30, abril 2017 | Actualizado 17:43
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los remedios homeopáticos y el natural encanto de la nada

13/12/2016 08:50 hs
Duro revés para la homeopatía en EE.UU., una "medicina alternativa" de gran arraigo en nuestro país.
Por Enrique Márquez

@ladislaomarquez

 

La homeopatía es a la Medicina como el psicoanálisis a la Psicología, dos tumores pseudocientíficos difíciles de erradicar. Pero una nueva medida, tomada tardíamente en EE.UU., al menos le ha puesto un paño frío a la primera y, quizás, sirva de modelo a adoptar por otros países.

 

Se trata de una declaración de política de aplicación emitida por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), por la cual se exige que los medicamentos homeopáticos deben tener consignadas en sus etiquetas las siguientes advertencias: 1) "no hay evidencia científica de que el producto funcione"; y 2) "las afirmaciones del producto sólo están basadas en teorías de la homeopatía de los años 1700 que no son aceptadas por la mayoría de los médicos expertos modernos" [FTC-Comunicado de Prensa, 15-11-2016].

 

Por si quedara alguna duda, refuerzan y aclaran sobre el riesgo latente del engaño: "Para la gran mayoría de los medicamentos homeopáticos de venta libre, el caso de la eficacia se basa en las teorías homeopáticas tradicionales y no hay estudios válidos que muestren la eficacia del producto utilizando los métodos científicos actuales. En consecuencia, las alegaciones de comercialización de que tales productos homeopáticos tienen un efecto terapéutico carecen de una base razonable y probablemente son engañosas en violación de las Secciones 5 y 12 de la Ley de la FTC" (p.3).

 

Por cuanto esta nueva disposición cambiará la modalidad de comercialización, a partir de la misma regirán para estos productos los mismos esquemas de eficacia y seguridad que se exige a los medicamentos no homeopáticos.

 

El resultado de esta medida saludable y preventiva del engaño al consumidor, surgió de un taller público y gratuito―organizado por la FTC en Washington el 21/09/2015― en el cual se dieron cita médicos, reguladores gubernamentales, defensores de los consumidores y representantes de la industria homeopática, para analizar en profundidad la publicidad de los productos homeopáticos de venta libre [Staff Report on the Homeopathic Medicine & Advertising Workshop Report, FTC, Nov. 2016].

 

      marquez 01.jpg

Una gota en el océano

 

La actual resolución de la FTC tuvo muy en cuenta uno de los principales motivos por el cual esta pseudomedicina no es aceptada por la comunidad científica: "La Homeopatía, que se remonta a finales del siglo XVIII, se basa en la visión de que los síntomas de la enfermedad pueden ser tratados con dosis mínimas de sustancias que producen síntomas similares cuando se suministran en dosis mayores a personas sanas. Muchos productos homeopáticos se diluyen hasta tal punto que ya no contienen niveles detectables de la sustancia inicial" (p.1).

 

Esto que destaco y dicho con otras palabras, está indicando que el producto homeopático resultante de la dilución no es más que agua o líquido carente del elemento activo con presunto poder curativo. Inevitablemente es así por una cuestión histórica de la homeopatía y que, precisamente, formuló su creador Samuel Hahnemann (1755-1833). Se trata de las "diluciones infinitesimales" y su "dinamización", según el segundo principio básico de su teoría y aún vigente para la fabricación de un medicamento homeopático.

 

El proceso mágico consiste en tomar una mínima parte del elemento activo,  extraído de una sustancia natural (vegetal, animal o mineral) y procesado como tintura madre, para luego diluirlo en 99 partes de un disolvente (p. ej.: una solución hidro-alcohólica). La resultante es una disolución 1C (1:100) y, después de agitarlo o "dinamizarlo", se debe repetir el procedimiento 30 veces hasta obtener una disolución 30C (10−60), que es la que aconsejó el padre de la homeopatía. Si este ritual repetitivo supera las 12 veces (10−24), la posibilidad de encontrar una molécula original sería un milagro.

 

No obstante, los homeópatas creen en sus milagros y adhieren a una repetición de 30 veces. De hecho, los laboratorios más importantes de la industria homeopática respetan esta consigna a raja tabla, como bien se puede apreciar en el paso 05 ("la dilución") del siguiente video promocional de Boiron.

 

      Embed

Es  menester aclarar que Mark Land, Vicepresidente de Operaciones y Asuntos Regulatorios de Boiron Inc. en EE.UU, formó parte del grupo de panelistas ―representando a la Asociación Americana de Farmacéuticos Homeopáticos (AAHP, por sus siglas en inglés)― que debatió el tema durante el Workshop 2015 organizado por la FTC. Obviamente, su defensa del gran negocio homeopático se diluyó como sus medicamentos y ni efecto placebo generó sobre la resolución posterior [FTC Homeopathic Medicine & Advertising Workshop, September 21, 2015, Segment 1 - Transcript].

 

La cuestión de las diluciones, principio central de la homeopatía, ha sido denunciado durante años e, incluso, ridiculizado públicamente por la "Campaña 10:23" con los "suicidios masivos con sobredosis homeopáticas" en diferentes puntos del planeta.

 

      marquez 02.jpg

El 14 de enero de 2011, el programa televisivo  canadiense Marketplace puso al aire "Homeopatía: ¿cura o estafa?", una excelente investigación periodística sumamente reveladora sobre esta pseudomedicina. Entre los varios entrevistados estaba Caroline Smoyer, representante de laboratorios Boiron en Canadá, y quien dio su curiosa "explicación" sobre las diluciones homeopáticas.

 

La periodista Erica Johnson fue quien la entrevistó, pero previamente había hecho analizar dos productos homeopáticos (belladona e ipeca) en la Universidad de Toronto. Los resultados habían arrojado pura sacarosa y lactosa, y apenas un insignificante rastro de sustancia activa equivalente a cinco mil millones de veces menor que el contenido de una simple aspirina.

 

Con estos datos fue a entrevistar a Smoyer y la consultó sobre cómo era posible que vendieran pastillas azucaradas como si fueran medicamentos. Ella le respondió lo siguiente: "No, estamos vendiendo medicamentos homeopáticos. Quizás la ciencia no se ha desarrollado en este punto donde nosotros tenemos el equipamiento y tecnología suficientemente refinados para ser capaces de detectar esas sustancias tan diluidas". Ante la insistencia de la periodista que quiso saber cómo era posible que esos productos tan diluidos y en los que no pudieron detectar sustancia activa alguna, podrían tener un efecto en el organismo de una persona, la respuesta de la vocera de Boiron fue: "Sí, la homeopatía es un poco de misterio pero, por otra parte, sabemos que funciona".

 

Pero estas declaraciones fueron apenas una dosis homeopática entre los muchos "misterios" que se revelaron en ese programa.

 

      Embed

El misterio funciona

 

Y moviliza cifras multimillonarias como otras tantas mal llamadas "medicinas alternativas". El propio Mark Land (de Boiron Inc.) reconoció en su exposición ante FTC Workshop 2015, que el mercado homeopático genera entre u$s 1.1 y u$s 1.3 mil millones anualmente y, hace cinco años, su crecimiento fue alrededor de los u$s 900 millones anuales, una tasa de crecimiento equivalente a todo el mercado de medicamentos de venta libre.  

 

Pero lo que nunca creció o pudieron generar los homeópatas, aunque sea en dosis infinitesimales, una mínima evidencia científica que avale la eficacia de sus productos.

 

Enviá tu comentario