jueves 27, abril 2017 | Actualizado 15:41
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Desgarradores testimonios de las familias víctimas de los curas abusadores de Mendoza

04/12/2016 17:04 hs
Los allegados de los niños sordos e hipoacúsicos que fueron abusados por los sacerdotes en su colegio hablaron sobre sus padecimientos.

Los familiares de los niños con problemas de audición que fueron abusados sexualmente por dos sacerdotes en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza expresaron todo el dolor que experimentaron tras conocer los repugnantes hechos.


"Nos mintieron en la cara. Nos hacían firmar confiados y nos convencían de que el servicio era el mejor; que nuestros hijos estarían bien cuidados. Y miren lo que hicieron, manga de canallas", dijo Antonia Rojo, una de las madres de las víctimas, quien retiró del colegio a su hijo por haber sufrido en él una quebradura en una de sus piernas.


"¿Quién me asegura que no fue víctima, si él no puede expresarse bien?, planteó.


Por su parte, Elizabeth Moyano, otra familiar de las víctimas, aseguró que "lo que ha pasado duele en el alma" y que "no hay condena que alcance para esos curas porque arruinaron la vida de esos chicos para siempre".


Se calcula que unos 60 alumnos dijeron haber sido víctimas de abusos en el marco del Próvolo, una institución de educación especial para chicos con hipoacusia grave o sordera completa.


Son cinco los apuntados por el aberrante delito: José Luis Ojeda, ex empleado del instituto; el monaguillo Jorge Bordón; el jardinero Armando Gómez y los sacerdotes Horacio Corbacho, de 55 y Nicola Corradi, de 82, quien cuenta con antecedentes de abuso sucedidos en la sede central del colegio, ubicado en la ciudad de Verona, de Italia.


El abogado de algunas de las víctimas, Sergio Cavaliere, detalló el proceder de los acusados. "Las personas sordas denuncian haber sido sodomizadas por la fuerza, obligadas a masturbarse y a practicar sexo oral y otros actos similares. Añaden que la violencia física fue sistemática, agravada por su dificultad para hacerse entender", afirmó.


Los dichos de Cavaliere son apoyados por las mamás de los niños, quienes aseguran que a sus hijos "los obligaban a tener sexo oral con otro compañero, mientras los curas y sus cómplices miraban".


 "Les quitaban los audífonos para que los chicos no escucharan las sesiones en las que había abusos", precisaron.


Los acusados se encuentran detenidos en el marco de la causa caratulada como "abuso sexual agravado por la guarda y convivencia".

TAGS
curas abusadores de mendoza, instituto provolo,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...