sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 17:23
Usuario
Bienvenido
T 34°C H 18%

¿Por qué las alcancías suelen tener forma de cerdito?

14/11/2016 07:27 hs
Desde nuestra infancia nos inducen a que acumulemos las monedas que obtenemos en vasijas con forma de este animal. ¿Por qué existe esta costumbre?

Desde que somos chicos en nuestras familias, en los cuentos y hasta en los dibujos animados vemos que las monedas ahorradas suelen depositarse en alcancías con forma de cerdo.

 

Actualmente existen alcancías con infinidad de formas y materiales, sin embargo la alcancía por excelencia, la más típica y tradicional, es de arcilla y tiene forma de cerdito.

 

Muchas compañías de servicios financieros utilizan alcancías de un cerdito como logotipo, y temporalmente también las utilizan empresas de cualquier otro tipo cuando desean hacer una promoción de algún producto que implique ahorro.


¿De dónde proviene esta costumbre que tenemos naturalizada? Hay dos teorías que podrían explicarlo.

 

Alcancías de arcilla

 

En el siglo XV era habitual que los recipientes de cocina se hicieran con un tipo de arcilla de color entre rosa y naranja. A estos recipientes se les llamaba pygg jar (jarra de arcilla).

 

Como la gente tenía por costumbre guardar sus monedas en tarros y vasijas en la cocina, con el tiempo se empezaron a elaborar también, con el mismo material, pequeños recipientes específicamente destinados a guardar y ahorrar las monedas.

 

Tiempo después, estos recipientes empezaron a ser creados con forma de cerdito, ya que el color de la arcilla pygg es muy similar al color del cerdo y además el nombre es también muy similar, ya que cerdo en inglés es pig.

 

De esta manera, a los recipientes con forma de cerdito utilizados para guardar monedas, en Inglaterra se les llamó, y se les sigue llamando, piggy banks, que es un juego de palabras ya que pronunciado significa banco de arcilla o banco cerdito.

 

El cerdo como símbolo de recompensa

 

El cerdo siempre fue sinónimo de prosperidad y abundancia. Muchas familias pobres de Europa reservaban un cerdo para poderlo vender en caso de necesidad, y por eso tener este animal era símbolo de garantía para el futuro.

 

En España, la matanza del cerdo permitía conservar durante todo el año una fuente importante de proteínas de origen animal. Por todo ello, las primeras alcancías tenían forma de cerdito, símbolo de ahorro y de reserva para el futuro.

 

Las alcancías antiguas no tenían más abertura que la ranura superior por la que se echaban las monedas. Para sacar el dinero no había otro remedio que romper el cerdito. Esto también podría tener algún simbolismo con respecto a la matanza del cerdo, ya que se le hace engordar y después se le mata para obtener los beneficios, fruto de nuestro empeño y trabajo.

 

 

 

TAGS
alcancía,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...