martes 11, junio 2019 | Actualizado 14:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Pelea electoral: le permitirán a Massa negociar con los K o quedarse en Alternativa Federal

30/05/2019 11:26 hs
El encuentro es este jueves en Parque Norte. Se reafirmará el perfil opositor del espacio y la precandidatura presidencial de su líder.

La principal definición será que sigue indefinido. Al menos en su rol opositor. Como adelantó este miércoles Clarín, el congreso partidario del Frente Renovador le permitirá a Sergio Massa seguir negociando si se queda en Alternativa Federal o si se suma al armado de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Final abierto.


La convención se hará desde las 11 en Parque Norte, con más de 500 congresales del massismo de todo el país, y cerca de las 15, se estaría votando un documento con cuatro puntos centrales:


1. "Construir un espacio para derrotar el fracaso del Gobierno de Mauricio Macri".

 

2. "Rechazar cualquier tipo de acuerdo con Cambiemos".

 

3. "Otorgar a Massa poder para negociar mejores acuerdos para que la Argentina salga adelante".

 

4. "Seguir apostando por la candidatura de Massa para superar la grieta".

 

Cada punto merece su comentario. Respecto al perfil del espacio, y tras el fracaso de la utópica ancha avenida del medio, Massa reforzó su discurso opositor. Fue, entre otras cosas, por el consejo de su asesor extranjero, Antoni Gutiérrez-Rubí, que antes había trabajado con el kirchnerismo. Entre otras cosas, el catalán le aseguró que debía "pescar votos" en el más de 60% de votantes que rechazaban al Gobierno. Y como dentro de caudal, había muchos seguidores K, tenía que evitar las críticas abiertas a su líder, Cristina Kirchner. Eso explica, por ejemplo, las volteretas del ex jefe de Gabinete para responder sobre las acusaciones de corrupción contra la ex mandataria.

 

Respecto a un acuerdo con Cambiemos, en lo formal el Frente Renovador rechazará las especulaciones que alimentó el propio Massa en privado. Las variantes que imaginaron con su entorno para confluir con el oficialismo tenían siempre un mismo canal: María Eugenia Vidal. Por un lado, el ex intendente de Tigre supuso que la variante de la gobernadora como candidata a Presidenta abría chances de un acercamiento electoral. ¿Se imaginó como su postulante a gobernador?

 

El massismo y Cambiemos tienen un sólido acuerdo provincial, de beneficio mutuo. Sobre todo en la Legislatura: Vidal puede aprobar las leyes sin tener que recurrir a los votos K y Massa accede a una de las cajas más preciadas de la política.

 

La otra variante con la que se especuló en los últimos días preveía el camino inverso: Massa presidente y Vidal colgada (además de con Macri) de su boleta. Un intríngulis entusiasta en algún laboratorio electoral, pero de imposible digestión política para la Casa Rosada. Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, desconfían y rechazan todo lo que venga de su ex aliado parlamentario.

 

El punto 3 es central y contiene la clave del encuentro. La convención que maneja Massa le dirá a Massa que los puede seguir manejando. El mayor ruido, como contó Pablo de León en Clarín, viene de la provincia de Buenos Aires. El caso emblemático es Tigre: Julio Zamora, el intendente que dejó Massa en su distrito, ya se fue con Alberto y Cristina.

 

"En un punto, será como la convención radical. ellos confirmaron que son oficialistas y designaron una comisión negociadora para ampliar el espacio. Nosotros vamos a confirmar que somos opositores y empoderamos a Massa para negociar", comparaba este jueves una fuente massista a Clarín.

 

Respecto a eventuales acuerdos, el problema para el líder del FR puede ser el tiempo. El kirchnerismo lo apura: confirmó su fórmula presidencial y para gobernador. ¿Dónde encajaría Massa? ¿Se puede bajar Cristina de vice y abrirse una interna? Alberto Fernández dijo este jueves que es la fórmula es "inmodificable". ¿Lo de Kicillof-Magario no es definitivo y Massa tiene chances de mojar ahí? ¿Cabeza de lista para diputados para luego manejar la Cámara? Cada alternativa acarrea dudas.

 

Si bien el contacto entre Massa y Alberto Fernández (que fue su jefe de campaña en 2013) nunca se cortó, e incluso este mismo jueves el candidato a presidente K volvió a invitarlo a sumarse, menos complaciente sería la mirada de Cristina. ¿Su nuevo pragmatismo alcanzará para la redención?

 

Por último, la confirmación de la candidatura presidencial del líder del Frente Renovador le permite mantener su valor dentro de Alternativa Federal. Más allá de las incógnitas generadas, hasta ahora Massa permanece en ese espacio, donde es uno de los que mejor mide para una interna.

 

Las dos fechas por delante son el 12 de junio, cierre de alianzas, y 22 de junio, límite para presentar pre-candidaturas. El corrimiento de Cristina, hace dos semanas, le abrió una puerta impensada a Massa y lo volvió a poner en valor. Pero en su propio entorno le sugieren prudencia: si hay algo que la gente le cuestiona al ex intendente de Tigre es su extremada flexibilidad.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...