miércoles 14, noviembre 2018 | Actualizado 08:54
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Exclusivo DiarioVeloz.com

Leo Fariña, ¿procesado por usurpación de títulos y honores?

24/04/2013 12:18 hs
Por Jorge D. Boimvaser. Ya entró en la categoría de Giselle Rimolo (médica trucha), de Juan Carlos Blumberg (ingeniero trucho) y de otros menos notorios. ¿Es delito decir en los medios que es contador cuando al parecer apenas hizo la mitad de la carrera? Otra mancha más para el tigre de papel.
Jorge Boimvaser
Por Jorge Boimvaser
Periodista

Por Jorge D. Boimvaser

info@boimvaser.com.ar

@boimvaser


Hace horas, un abogado amigo nos preguntó si le podía conseguir los videos en los que Leonardo Fariña se jactaba de ser contador, y muy buen contador (según sus propias palabras).


Le respondimos que se los pida a los canales o haga el trámite a través de la justicia,  pero... ¿por qué te interesan esos videos?  Fue nuestra inquietud.


El letrado nos respondió: "Un contador me vino a ver diciendo que no sólo no estaba matriculado en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires, sino que tampoco le constaba que se hubiera recibido de Contador Público, y que la gente de esa profesión está harta de los profesionales truchos que después le joden la vida a los que sí realmente ejercen esa carrera con todas las de la ley".


Nuestra ignorancia nos hizo repreguntar: Juan Carlos Blumberg se hacía llamar ingeniero y reconoció no serlo y nadie le abrió proceso. Si Fariña nunca firmó un balance ni hizo trabajos certificados de contador, ¿sólo enunciar que tiene un título de Contador Público alcanza para constituir delito?


La duda es que el mundo mediático está lleno de personajes que dicen ser lo que no son, y si fuera ilegal hacerlo los juicios por eso superarían todas las marcas.


Nos respondió que en el caso de Fariña la ostentación repetida de una profesión que no tiene sí lo incrimina delictivamente.  Y que la mejor forma de determinar la existencia del delito es juntar las pruebas y que la Justicia decida.

 

Que no esté matriculado en el Consejo Profesional de la Provincia de Buenos Aires puede ocurrir, pues muchos abogados o contadores se reciben y si no ejercen la profesión no tiene obligación de matricularse, y eso no es delito.

 

Pero lo que trascendió de quienes hurgaron en los archivos  universitarios es que Leonardo Fariña apenas cursó la mitad de la carrera, que no la completó y que si se sigue atribuyendo el título de Contador aunque no haya constancia que haya ejercido como tal, en todo caso que diga la Justicia si está fuera de la ley,  pero el abogado está convencido que el solo proclamárselo viola el Código Penal.

 

En esto no hay marcha atrás aunque lo contemos antes que comiencen las acciones legales.

 

Las grabaciones televisivas están como prueba, los indicios que no hizo más que la mitad de la carrera saltan ante una solicitud del Ministerio Público en apenas unas horas (el sistema de la Universidad está digitalizado y con solo introducir los datos en la computadora salta la verdad) y la acusación en Tribunales se hará en los próximos días.

 

Después se verá si el proceso sigue, pero al menos estamos viendo que el culebrón de nunca acabar sigue dando motivos para tenerlos en vilo por la gran truchada que armó este personaje.

 

Los verdaderos profesionales están indignados que cualquier mojarrita al que lo ponen delante de una cámara se atribuya títulos y honores irreales.

 

En las próximas horas diremos quiénes son los profesionales en serio que intentan poner a Fariña frente a la Justicia por esa usurpación en ciernes.

 

Con billetera repleta, no son los mejores tiempos para este hombrecito "rodete" y más cuando la aparición forzada en pantalla de Carlos J. Molinari lo hunde más y más en fango.

 

TAGS
leo fariña,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...