sábado 24, junio 2017 | Actualizado 14:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Libros que no muerden: la literatura erótica que sigue de moda

20/02/2013 11:25 hs
En Diarioveloz.com te seguimos presentando a los escritores de moda y a los que nos parecen que pueden dejar algo en nuestro ser, luego de ser leídos.
Mariano Casas
Por Mariano Casas

Por Mariano Casas Di Nardo
mcasasdinardo@diarioveloz.com
@MCasasDiNardo

 

El azar en la vida cotidiana, de Alberto Rojo (Siglo XXI – 190 páginas)

A Alberto Rojo lo podríamos tildar de aguafiestas, pero la cabe mejor el mote de científico. Esas personas que te dicen la verdad sin medias tintas, aunque la magia de desvanezca por completo. Porque su libro El azar en la vida cotidiana viene a limpiar esas creencias que mezclan los hechos con la metafísica. Cuánto hay de coincidencia, de probabilidad y de porcentajes en nuestros actos para que se sucedan otras cuestiones. Con ejemplos asombrosos como los de Argentina en las Copas del Mundo del 86 y 2010 o con la semejanza de datos entre los homicidios de Kennedy y Lincoln, el autor nos muestra que las coincidencias no tienen ningún mensaje detrás. Acertados análisis de frases hechas, lugares comunes pulverizados y una base matemática para erradicar falsas creencias, configuran la tesis de este libro, que una vez leído, nos cambiará por completo la mirada de los hechos.

 

El centro del mundo, de Ercole Lissardi (Planeta – 264 páginas)

A la hora de pensar en la literatura uruguaya, uno puede linkear su cerebro hacia Mario Benedetti o Eduardo Galeano, como paradigmas charrúas; pero entre las sombras, con una pluma más extrema, entre la pornografía y el relato erótico, asoma Ercole Lissardi, quien con su nuevo libro El centro del mundo, nos ofrece tres de sus novelas más calientes. Tres historias donde la pasión o el romanticismo quedan de lado, para mostrar lo fibroso de la piel en acción. Descripciones literales, sin poesía, para contar lo que sus protagonistas hacen cuando se despojan de sus vestimentas y tabúes. Especial atención en la novela que le da título al libro, con un cuadro patético de la dama en cuestión en un acto multidireccional.

 

Sirenas: salvajes y seductoras, de Ana Von Rebeur (Vergara – 240 páginas)

Estos libros siempre corren el riesgo de ser banalizados y por ende, menospreciados. En la delgada línea que divide la autoayuda de la autosuperación, Sirenas abarca un marco teórico, que tomado con criterio, aunque su recurso sea el humor, puede potenciar personalidades. Y convertir lo invisible en deseado. Un libro que instruye a la mujer para volverse indispensable para su amado o amante. Podríamos rotularlo como manual de seducción o una cartografía por donde toda mujer debiera transitar si su objetivo final es la realización personal. Sin promesas de felicidad ni con garantía de conseguir al príncipe azul, pero sí con tips para al menos, dilucidar entre la horda de desesperados, quiénes son tóxicos o contraproducentes. Y así, dejar de ser una mujer ordinaria, para convertirse en una codiciada sirena.

 

Piense y hágase rico, de Napoleon Hill (Grijalbo  - 368 páginas)

Existen premisas inoxidables, que por más que el tiempo pase y la tecnología avance hasta cambiar todas las plataformas existentes, tienen vigencia porque conforman el ADN del pensamiento humano. En este grupo intelectual integrado, entre tantos otros, por El hombre mediocre (José Ingenieros ) y El Príncipe (Nicolás Maquiavelo), podríamos incluir al de Napoleon Hill. Algo es cierto, en el año 1937 cuando se escribió no existían ni bosquejos de Internet, Twitter o Facebook, pero sí estaba el motor o la mecánica de cómo procede el humano cuando desea, genera y progresa. Una explicación paso a paso de cómo pasar de ser un don nadie a un espejo para la mayoría. Y posterior, un desglose de los pilares más rudimentarios en los cuales se tiene que basar una mentalidad exitosa. A esa estructura, le vertimos toda la tecnología de hoy, y tenemos un libro actualizado, que bien podría haberse escrito ayer. Para mentes ambiciosas, un libro de cabecera.

Enviá tu comentario