sábado 20, julio 2019 | Actualizado 08:29
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Juicio y escándalo: la historia que cambió la vida de Beatriz Salomón

15/06/2019 19:34 hs
La actriz tenía una demanda millonaria contra Luis Ventura, Jorge Rial, Miriam Lewin y Daniel Tognetti, por una cámara oculta en la que expusieron la intimidad de Alberto Ferriols, su ex marido.
Beatriz Salomón sufrió mucho en el último tiempo. Y no solamente por los problemas de salud que finalmente provocaron su muerte este sábado 15. El millonario juicio que inició contra Eyeworks Argentina S.A, Luis Ventura, Jorge Rial, Miriam Lewin y Daniel Tognetti, se llevó gran parte de sus energías y angustias.

En 2004, el programa Punto Doc conducido por Daniel Tognetti y Miriam Lewin y producido por Cuatro Cabezas (Mario Pergolini y Diego Guebel), puso al aire una cámara oculta para demostrar que Ferriols canjeaba sus servicios por sexo y que, además, operaba en un quirófano ilegal.

En octubre de ese año, invitados, Salomón y Ferriols acudieron a Intrusos en la noche (Jorge Rial y Luis Ventura), donde, sin aviso alguno, vio la cámara oculta. El escándalo generó el divorcio de la pareja en los peores términos y una lucha judicial. En esa época, la artista tenía una gran presente laboral y personal, pero la historia dio un vuelco total.

En primera instancia, el juez Horacio Aliberti, del juzgado civil número 40, dispuso que todos los condenados debían pagarle a las actriz 14 millones de pesos más costas (lo que ascendía a 30 millones) en la causa que se originó por una cámara oculta que el programa Punto Doc, conducido por Tognetti, le hizo a su ex, Alberto Ferriols, acusándolo de otorgar descuentos a sus clientes a cambio de sexo.

Según la nueva sentencia, no se aportaron pruebas que ameriten condenar a los periodistas, y que además tanto Salomón como Ferriols sabían que estaban siendo grabados en el programa Intrusos a la Noche, y que además tuvieron la posibilidad de retirarse y no lo hicieron.

En mayo de 2018, y tras esa nueva sentencia, Salomón expresó: "No hay ningún revés. Acá todavía no está dicha la última palabra. Ahora se van a hacer las cosas a mi manera, me van a escuchar, porque soy una india. Se acabó toda la parte burocrática".
Seguí leyendo...