lunes 22, julio 2019 | Actualizado 00:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El megaoperativo "Luz de infancia III" que capturó al pediatra del Garrahan y a otros 311 pedófilos de 26 países

30/05/2019 14:44 hs
Decenas de fuerzas de seguridad trabajaron coordinadamente desde 2017 para desbaratar varias redes que distribuían pornografía infantil por todo el mundo.

La acusación contra Ricardo Alberto Russo por pedofilia conmocionó a toda la comunidad del Hospital Garrahan, pero su detención no fue la primero sino una de las últimas de la megaoperación "Luz de Infancia" que las fuerzas federales de varios países comenzaron en 2017.


De hecho, la investigación de la fiscal especializada en Cibercrimen, Daniela Dupuy, formó parte de la tercera etapa de esa operación. Al jefe de Servicio de Inmunología y Reumatología del Garrahan le encontraron en su casa al menos 135 videos con material sexual explícito de nenes.


Agentes de la Policía de la Ciudad le había allanado el domicilio a Russo seis meses atrás y luego de que los peritos informáticos confirmaron la existencia de esos videos en sus computadoras, la jueza María Alejandra Doti ordenó detenerlo el martes.


La Gendarmería se sumó a los 41 allanamientos dispuestos en noviembre: 16 en la provincia de Buenos Aires; 11 en la Ciudad; 4 en Santa Fe; 3 en Chaco; Y uno en Entre Ríos, Santiago del Estero, La Pampa, Río Negro, Mendoza, La Rioja y Catamarca.


Todo comenzó en enero de 2017 cuando los investigadores iniciaron la operación "Luz de Infancia I": tras el análisis de 9.868 archivos provenientes de 205 objetivos, las policías de varios países detuvieron a 108 pedófilos alrededor del mundo.


Al año siguiente, en febrero de 2018, especialistas de 26 países revisaron 1.088.628 fotos y videos compartidos en el mundo digital para finalmente atrapar a 202 personas más.


Ahora, en la Argentina, gracias a la colaboración de Homeland Security de los Estados Unidos (DHS) y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública (SENASP) de Brasil, la fiscal Dupuy pudo determinar que Russo formaba parte de una red internacional de pedofilia.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...