martes 25, junio 2019 | Actualizado 00:54
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La escalofriante foto que se sacó la asesina de Marlen Ochoa tras robarle a su bebé del vientre

23/05/2019 13:34 hs
Clarisa Figueroa se hacía pasar en el hospital por la madre del pequeño, que fue arrancado del vientre de la verdadera mamá.
El caso no deja de estremecer con cada uno de los detalles que se dan a conocer. El asesinato de Marlen Ochoa en el barrio South Side, cercano a Chicago, en los Estados Unidos, sigue dando que hablar, mientras su familia se aferra a un milagro con respecto a su bebé. Esta vez se conoció una aberrante foto que se sacó Clarisa Figueroa, su asesina, al llevar al pequeño al hospital.

En la imagen se ve a la mujer de 46 años atendiendo al recién nacido, que ya estaba intubado y bajo los cuidados de los médicos. La asesina de Marlen llegó al lugar toda ensangrentada, con el bebé en brazos, haciéndose pasar por la madre de la criatura sin que nadie sospechara de lo sucedido.

Clarisa Figueroa, quien se encuentra detenida junto a su hija Desiree y su novio Pitor Boback, estranguló a la joven de 19 años con una cuerda, tras invitarla a la casa para entregarle un cochecito y varias prendas de vestir de bebé, que le había prometido a través de un grupo de Facebook. Luego, le arrancó del vientre a su hijo que estaba en el noveno mes de embarazo.


      foto aberrante marlen ochoa.jpg


Después de algunas semanas de búsqueda de Marlen, la policía encontró el rastro de ese encuentro que habían programado a través de la red social y fue a la casa de las Figueroa para indagarlas. Una vez allí, Desiree les dijo a las autoridades que su madre no estaba porque recién había dado a luz, por lo que se encontraba en el hospital.


Una vez hallada la mujer, los agentes solicitaron una muestra de ADN del chico para constatar en lazo con Clarisa y descubrieron que no era la verdadera madre. Al regresar a la casa encontraron, en el fondo, el cuerpo de Marlen tirado en un bote de basura.


Las autoridades revelaron además que el hospital nunca dio aviso de la situación sospechosa, pese a que la mujer llegó bañada en sangre, sin evidencias físicas de un parto y con las trompas de falopio ligadas. El ADN demostró luego que la criatura era hijo de Yovani, la pareja de Marlen.


Clarisa Figueroa pasó dos semanas junto al bebé en el hospital hasta que la encontró la policía. En ese tiempo, se fotografió con el pequeño, al que llamó Xander, y abrió una campaña en GoFundMe con la complicidad de su pareja para recibir donaciones para su supuesto hijo.


En febrero, la mujer había compartió a través de Facebook unas fotografías del dormitorio del bebé que esperaba en un supuesto embarazo. En la pared se leía "Xander", el nombre elegido, y hasta había publicado una imagen de una ecografía del bebé. Figueroa tenía planeado el crimen desde hacía tiempo, sólo le faltaba encontrar a su víctima.


El bebé sobrevivió, pero cuando Clarisa Figueroa lo extrajo del vientre de Marlen perdió la respiración durante algunos segundos, lo que le provocó muerte cerebral, informó el fiscal de la causa. Desde el día de su nacimiento, el 23 de abril, se encuentra en estado crítico.


Hace unos días, el pequeño Yadiel (así lo habían llamado su papá Yovani y su mamá Marlen), abrió los ojos, pero los médicos aún temen por su vida. La familia del bebé avisó que el padre decidió no desconectarlo y que esperan "un milagro".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...