domingo 16, junio 2019 | Actualizado 23:58
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Florencia Kirchner pidió autorización a la Justicia para quedarse 45 días más en Cuba

22/03/2019 17:56 hs
El tribunal del caso le dio intervención al Cuerpo Médico Forense.
Florencia Kirchner, hija de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, le pidió hoy a la justicia autorización para quedarse 45 más en Cuba y así continuar con el tratamiento médico que la tiene internada en ese país desde principio de mes.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la presentación la hizo hoy su abogado, Carlos Beraldi, tras el regreso de Cuba esta madrugada de Cristina Kirchner que fue a visitarla. Con la petición, la defensa acompañó las constancias médicas del trastorno de estrés postraumático y un linfedema ligero en sus piernas que padece Florencia, de 28 años.

La presentación fue hecha ante el Tribunal Oral Federal 5 que tiene la causa "Los Sauces", en la que que están acusados Florencia, su madre, su hermano Máximo Kirchner -diputado nacional- y otros imputados. La acusación es por presunta asociación ilícita y lavado de dinero a través de empresas familiares con fondos provenientes de la obra pública. El juicio todavía no tiene fecha de inicio.

Ante la presentación, el tribunal tomó una decisión. El presidente de la causa, Daniel Obligado, le dio intervención al Cuerpo Médico Forense (CMF) para que analice la historia clínica e informe cuánto tiempo requiere de recuperación el cuadro médico descripto y cómo se puede hacer el tratamiento teniendo en cuenta que es ambulatorio. La consulta apunta a saber si la atención médica la puede recibir en el país y si la enfermedad le permite viajar en avión.

Cristina Kirchner publicó ayer en su cuenta de la red social Twitter un resumen de la historia clínica de su hija. De allí surge como "diagnóstico principal (definitivo): trastorno de estrés postraumático" y "otros diagnósticos: "síndrome purpúrico, polineuropatía sensitiva desmielinizante, amenorrea, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores". Florencia está internada en el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (CIMEQ).

"La paciente se encuentra realizándose un estudio integral que aún no ha culminado y tratamiento fisioterapéutico diario. Por todo lo anterior, no se recomienda viajar", agrega el documento que publicó la ex mandataria.

"El viernes, en Tribunales, presentaremos el resumen de la historia clínica de Florencia donde se detallan los diagnósticos médicos sobre su salud. Fue ella, en virtud de las mentiras y falsedades publicadas en estos días, quien me pidió que se conozca públicamente", explicó Cristina Kirchner en su cuenta.

Lo hizo antes de partir desde Cuba hacia Argentina, donde arribó esta madrugada. Cristina Kirchner viajó la semana pasada al país caribeño y en un video dio a conocer el estado de salud de su hija. "Mi hija, Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud. No puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo", explicó la ex mandataria.

"La persecución que han hecho sobre ella, y que la ha devastado, es porque es la hija de Néstor y Cristina Kirchner. Les pido a los que nos odian, o que nos ven como enemigos, que por favor se metan conmigo, pero no con ella, no más con ella por favor", agregó.

Tras el regreso, hoy la defensa hizo la presentación en los tribunales de Comodoro Py. Las fuentes consultadas señalaron que entregó un resumen de la historia clínica con más detalles del primer informe de salud que había presentado. Junto con ello pidió autorización para estar 45 días más en Cuba.

El planteo tiene que ser resuelto por el Tribual Oral Federal 5.

Florencia Kirchner fue autorizada a viajar a Cuba por primera vez a fin del año pasado. Fue para recibir un premio por el documental "El camino de Santiago", sobre la desaparición de Santiago Maldonado, del que fue una de las guionistas. A su regreso, se presentó en los tribunales de Comodoro Py para informar al tribunal y dejó copia de su pasaporte.

A fines de febrero volvió a pedir autorización para ir a Cuba. Esta vez el motivo fue para hacer un curso. Debía regresar el domingo 10 de marzo pero no lo hizo. Al día siguiente, su defensa presentó en la justicia un certificado médico con el que informaba que estaba internada. La información médica señalaba que requería un tratamiento de seis semanas que se debía reiterar dos meses después.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...