jueves 24, enero 2019 | Actualizado 01:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Un falso viaje en remís, la trampa para un prestamista acribillado a tiros en La Matanza

12/01/2019 17:03 hs
La Policía detuvo a dos sospechosos por el crimen de Francisco Javier Ibáñez (51).
Trabajaba como empleado en una empresa de gas, era prestamista y manejaba un remís. El martes lo acribillaron arriba de su auto. Creen que fueron deudores que lo llamaron para hacer un viaje.

Por el asesinato de Francisco Javier Ibáñez (51), ocurrido en Montgolfier 3300, en Gregorio de Laferrere (La Matanza), la Policía detuvo a dos sospechosos de 26 y 22 años en dos allanamientos realizados este sábado en González Catán. Los detenidos tienen antecedentes por robo.

En la casa de uno de los presuntos asesinos, los investigadores encontraron una pistola calibre 9 milímetros. Además secuestraron 15 cartuchos intactos, 10.000 pesos, ropa similar a la que tenían puesta los atacantes en el momento del homicidio, un reloj y fajas de papel con leyenda "Tráfico de Drogas PFA".

Según los primeros informes de los peritos, el arma secuestrada sería la misma utilizada para cometer el crimen de Ibáñez, que además de sus dos trabajos formales se dedicaba a prestar dinero en su barrio, según detallaron fuentes del caso.

La víctima fue hallada asesinada el martes a las 21.45. Recibió tres de los siete balazos que le dispararon dentro del su Chevrolet Prisma blanco, que quedó estacionado en Montgolfier 3300. Se cree que los asesinos habían llamado al remisero con la excusa de hacer un viaje.

La denuncia la realizaron los vecinos que escucharon los disparos y al salir encontraron a Ibáñez muerto.

Un familiar de la víctima declaró que el remisero prestaba dinero a muchos vecinos y que tenía algunos clientes que no podían saldar su deuda, según detallaron voceros del caso a la agencia Télam.

En base a esos testimonios, la principal hipótesis del fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la fiscalía de Homicidios de La Matanza, es que el crimen estuvo vinculado a la actividad como prestamista de la víctima.

Los investigadores determinaron que antes de ser asesinado Ibáñez había ido a buscar a los ahora detenidos a la puerta de la Clínica Figueroa Paredes para llevarlos al kilómetro 47 de Ruta Nacional 3.

Ese dato permitió llegar hasta los sospechosos y secuestrar el arma que habrían utilizado. Ambos serán indagados en las próximas, a la espera de los resultados definitivos de las pericias realizadas sobre la pistola 9 milímetros.

Seguí leyendo...