martes 25, septiembre 2018 | Actualizado 02:50
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Hablaron las compañeras de la maestra que denunció un secuestro y un ataque con un punzón en Moreno

13/09/2018 11:37 hs
La docente de Moreno declaró que le pusieron una bolsa en la cabeza y le tajearon en la panza "ollas no". El Gobierno repudió el ataque.

"El que avisa no traiciona: la próxima va en serio", fue la advertencia que le hicieron los secuestradores a Corina de Bonis, la docente que denunció que fue interceptada y torturada en Moreno. Le pusieron una bolsa en la cabeza y le escribieron el mensaje intimidatorio "ollas no" con un punzón en el abdomen, ya que organizaba ollas populares en el barrio y había recibido amenazas para que dejara de hacerlo. "No tenemos ninguna sospecha", dijeron las directivas del establecimiento en el que trabaja. El Gobierno repudió el ataque.


La directora del Centro de Educación Complementaria N° 801, donde trabaja la docente atacada, dijo que Corina está con mucho miedo pero que clínicamente está bien, ya que sufrió heridas superficiales, y que recibió atención psicológica por el duro momento que atravesó.


Leila Méndez Redilla dijo que no saben quién está detrás del secuestro, que no es la primera vez que reciben intimidaciones y que suspendieron las ollas populares desde hace una semana. "No tenemos ninguna sospecha, puede ser cualquiera: no tenemos conflicto con nadie, ni con vecinos ni punteros políticos", dijo la directiva. En esta línea, el jefe de SUTEBA Roberto Baradel dijo que a los organizadores de las ollas populares les habían advertido que "dejaran de hacer política" y que "se dedicaran a educar".


La directora del establecimiento relató cómo se produjo el ataque. Explicó que se produjo cerca de ese lugar y que la docente fue interceptada por tres personas que iban en un auto rojo con vidrios polarizados. "La golpearon, le pusieron una bolsa en la cabeza y la metieron en un auto. Le dijeron: 'el que avisa no traiciona' y "la próxima va en serio'". "Sintió que le levantaron la ropa y que le ardía: le escribieron 'ollas no' en la panza y la tiraron del auto. Ella se fue a su casa y después me llamó", dijo.


Dijo que desconoce de dónde vienen las amenazas y que la docente secuestrada y atacada no pudo identificar a los agresores, porque estaban encapuchados. "Ya tuvimos amenazas e hicimos denuncias. Sabemos que la justicia investiga las intimidaciones pero hasta el momento no tuvimos respuestas", aseguró.


La vicedirectora del establecimiento, María Fuentes, explicó que los alumnos asisten al centro para alimentarse y reforzar las tareas pedagógicas. "La olla cobró vida porque se nos terminaron los alimentos, que la comunidad fue acercando", explicó. Dijo además que desconoce quiénes estuvieron involucrados en el ataque, al que calificó como una "amenaza vil y cruel".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...