lunes 12, noviembre 2018 | Actualizado 19:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Comienza el juicio del carnicero que mató a un ladrón en una persecución por un robo: "Si voy preso mi familia no come"

10/09/2018 09:58 hs
Daniel Oyarzún habló antes de ingresar a la primera audiencia ante un jurado popular. El jueves se conocerá el veredicto.

"Desde los 15 años que estoy con mi mujer, tenemos dos nenas y no puedo caer. Si voy preso, mi familia no come. Me señora está terminando los estudios de maestra jardinera. Si no está papá, no comen", dijo esta mañana Daniel "Billy" Oyarzún, el carnicero que en 2016 mató a un ladrón tras haber sufrido un asalto en su local.


Cuando se cumplan dos años del 13 de septiembre en el que todo cambió, Oyarzún estará esperando el veredicto de un jurado popular: si vuelve a su casa o va a la cárcel dependerá de la decisión de 12 vecinos de Zárate y Campana, que deberán evaluar si tuvo intención de matar a un asaltante o si actuó amparado en la legítima defensa.


Todo ocurrió en 2016 cuando Oyarzún, que tenía una carnicería, fue víctima de un asalto. A los tiros, dos ladrones se llevaron de su local de Zárate 5 mil pesos. Entonces, el carnicero decidió subir a su auto y perseguir a sus asaltantes, que huían en una moto. Esa persecución terminó en tragedia: Oyarzún atropelló a Brian González y lo mató. Desde este lunes será juzgado por el hecho y podría ser condenado por homicidio. O absuelto.


"No me quiero poner nervioso, nunca imaginé estar en esta situación, pero bueno, a la espera y con respeto a todos. Mi familia me deseó mucha suerte", agregó el comerciante, que llegó acompañado por su abogado, Ricardo Izquierdo.


Prevén que las audiencias duren hasta el jueves 13 de septiembre -justo el día en que se cumplen dos años del episodio- y el carnicero se enfrenta a tres alternativas: ser condenado por homicidio simple, recibir una pena atenuada por haber actuado en "exceso de legítima defensa" o quedar libre por considerarse que actuó en legítima defensa.


El veredicto del jurado puede darse tanto por la calificación del delito como por la decisión de si es culpable o inocente. El tribunal será el que defina la pena.


Oyarzún tuvo que mudarse tres veces en estos dos años, tras varias amenazas. También cerró su carnicería hace tres meses, agobiado por "las deudas, las bajas ventas y el estrés". "Esto nos destruyó", dicen en su familia.


Ahora el Tribunal Oral N°2 de Campana; el fiscal del juicio, José Luis Castaño; y el abogado defensor, Ricardo Izquierdo, deberán elegir entre 46 personas a los 12 integrantes del jurado popular. Ese proceso se denomina "voir dire" y será lo primero que harán, este lunes, desde las 9 de la mañana.


Luego iniciarán -al menos- tres jornadas de juicio donde las partes presentarán las pruebas e interrogarán testigos. Deben lograr que al menos 10 de los 12 jurados coincidan en una postura. Si no lo logran luego de tres intentos de deliberación, el juicio puede volver a realizarse con otros integrantes.


Para la familia de Brian González el objetivo es demostrar al jurado que "hubo un homicidio" y que el carnicero tuvo la "intención de matar". Para defender su postura serán clave los videos que filmaron los testigos, en los que se ve a Oyarzún insultando a Brian mientras estaba herido en el suelo. Allí también se observa cómo algunos vecinos le pegan al ladrón y lo patean.


El fiscal de instrucción, José Martín Zocca, coincidió: la causa llegó a juicio calificada como homicidio simple.


El hecho generó controversia y puso sobre el tapete el debate sobre la "justicia por mano propia". Marchas, pintadas y campañas en redes sociales fueron algunas de las movidas que generó el caso. Tanto fue así que hasta el presidente, Mauricio Macri, se refirió al caso: "Oyarzún debería estar con su familia, tranquilo, tratando de reflexionar en todo lo que pasó mientras la Justicia decide por qué paso, por qué sucedió", dijo mientras el carnicero estaba detenido. Ese arresto duró tres días.


De acuerdo con la reconstrucción que hizo la Justicia, el 13 de septiembre de 2016 al mediodía Marcos Alteño (24) entró armado a la carnicería "Billy Yoou", en Echeverría 2085, Zárate. Apuntó a la cuñada de Oyarzún, que era la cajera, y se llevó la plata de la caja. Antes de escapar, tiró dos veces. Enseguida se subió a la moto que lo esperaba en la puerta: la manejaba Brian González.


Escaparon hasta que notaron que el carnicero los seguía de cerca. A unos 200 metros del local, Alteño saltó de la moto y escapó corriendo. Oyarzún quiso hacer caer a Brian y lo chocó: lo aplastó contra una columna. Una vez en el piso, un grupo de vecinos empezó a golpearlo. El joven murió siete horas después. Alteño fue detenido meses después y fue condenado a seis años de cárcel por el robo.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...