miércoles 26, septiembre 2018 | Actualizado 00:01
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

A la joven asesinada por un albañil le dieron mazazos hasta después de muerta: escalofriantes detalles

25/08/2018 09:45 hs
Se conocieron datos que prueban la ferocidad con la que asesinaron a Sabrina Antonioli.

Avanza la investigación del crimen de Sabrina Antonioli Ango, la martillera de 33 años que fue asesinada a mazazos en su casa de La Plata. Mientras los investigadores esperan los resultados de la autopsia para tratar de reconstruir qué motivó el ataque brutal, se conocieron detalles espeluznantes del caso.

 

El crimen fue alrededor de las 14 del jueves en la propia casa de la chica, ubicada en las calles 116 y 32 del barrio Hipódromo. Su esposo Juan Ignacio Plotycia la encontró tirada, inconsciente, en el baño. Cuando trató de pedir ayuda, el albañil que hacía arreglos en la vivienda lo sorprendió y también lo atacó a él. La Policía encontró dientes en el comedor, que estaba lleno de manchas de sangre. Para los investigadores, el asesino le siguió dando mazazos hasta después de muerta.


Los investigadores pudieron constatar que a la martillera la golpearon con una maza de construcción de medio kilo hasta matarla. Después de atacar al esposo, el albañil salió ensangrentado de la casa y huyó. Un vecino sospechó al verlo y llamó a la policía, por lo que lo detuvieron a diez cuadras del lugar.


El principal acusado fue identificado como Oscar Marcelo Dobal, un hombre de 24 años que ya habría hecho otros trabajos en la casa de la pareja. Se espera que el fiscal Marcelo Martini le tome declaración indagatoria en las próximas horas.

 

Hasta el momento no hay una hipótesis fundada sobre qué fue lo que motivó el crimen. "Por ahora no hay ninguna explicación sobre el móvil. Puede pensarse en un brote psicótico, en una agresión sexual o un robo, pero la realidad es que acá no podemos descartar nada todavía", dijo el funcionario judicial.

Martini contó que espera poder hablar con el marido de la víctima -que está internado pero fuera de peligro en el Hospital Gonnet- para tener algún detalle más sobre el vínculo que tenían con el albañil.

 

La huida del agresor quedó registrada en la cámara de seguridad de un comercio. En la filmación se ve que el hombre descartó los guantes con sangre que tenía puestos en el camino.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...