domingo 23, septiembre 2018 | Actualizado 01:21
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La periodista Viviana Toledo golpeó por accidente a Cristina Kirchner y la amenazaron: "La estoy pasando mal"

16/08/2018 22:01 hs
La cronista de Canal 9 le pegó a la ex presidenta con su micrófono. Desde entonces recibe mensajes intimidatorios en sus redes sociales.

El lunes pasado ocurrió un episodio insólito. Cuando Cristina Fernández de Kirchner salía de su casa en Recoleta para presentarse a declarar en Comodoro Py por la causa de los cuadernos de la corrupción, una cronista de Canal 9 golpeó sin querer a la expresidenta con su micrófono y, según contó, desde aquel día su vida se convirtió en un infierno. "Se están metiendo con mi familia", denunció.

 

Viviana Toledo estaba forcejeando con sus colegas y los hombres de seguridad de Cristina cuando, por accidente, su micrófono golpeó en la cabeza a la exmandataria. CFK frenó su marcha, se dio vuelta, se tomó la cabeza y la miró con odio. De inmediato la cronista recibió un baño de insultos de parte de la militancia kirchnerista que acompañaba a Cristina pero nunca pensó que eso era sólo el principio de la pesadilla.

 

Según contó al sitio PrimiciasYa.com, la periodista está sufriendo fuertes amenazas por culpa de aquel episodio. "Fue como se vio en las imágenes. La salida de la expresidenta fue desprolija como habitualmente lo es. Salió con los custodios y queríamos ver si hablaba. Los custodios nos sacaban los micrófonos. En eso, la golpearon a Cristina en la cabeza. Yo no sabía que la habían golpeado a ella. Todos estábamos ahí y fue tumultuoso", explicó la notera.

 

"Después me entero lo que pasó, yo ni sabía que había recibido el golpe. Desde ese momento empezaron a buscarme en mi Facebook y redes sociales y comenzaron a escracharme y a decirme cosas cada vez más subidas de tono", agregó y luego contó que la situación empeoró.

 

"Hace dos días que me están volviendo loca, ya cuando se meten con la familia y con mis hijos me repercute de otra manera. La estoy pasando mal porque fue injusto. No tuve ninguna intención de golpearla, fue un accidente", aseguró.

 

 

Angustiada, cerró pidiendo calma a los militantes que la están agrediendo: "Fue un accidente, no hubo mala intención. Que entiendan que estaba trabajando y siempre la respeté. Hace 25 años que trabajo en esto y 16 que estoy en la calle como cronista y siempre fui muy respetuosa con los funcionarios y la gente en la calle".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...