lunes 20, agosto 2018 | Actualizado 03:47
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Una mujer murió haciendo "culipatín" en Mendoza

01/08/2018 09:03 hs
Tomó velocidad en una zona prohibida y chocó contra una columna de cemento.
El domingo 15 de julio la montaña mendocina se colmó de personas que buscaban pasar un día disfrutando con la nieve. Pero la diversión se transformó en tragedia. Una mujer se tiró en culipatín en una zona prohibida, golpeó contra una columna de cemento y falleció una semana después en el hospital, producto de las lesiones que sufrió.

El hecho ocurrió en la zona conocida como "Puente del Inca", un histórico monumento emplazado a unos 200 kilómetros de la capital provincial, cerca de un predio militar.

La víctima, que estaba junto a su familia cuando ocurrió el accidente, se deslizó a gran velocidad en un culipatín y no pudo controlarlo. Por eso terminó impactando contra un poste que delimita el predio de la Compañía de Cazadores de Montaña 8 "Teniente Primero Ibañez".

Fue atendida y trasladada al Hospital Luis Chrabalowski, de la localidad cordillerana de Uspallata, con traumatismos en sus piernas y pecho. "Subió por sus propios medios a la ambulancia y llegó consciente al hospital", aseguró el comisario Mario Lucero, jefe del corredor internacional de la Policía de Mendoza.

Sin embargo el cuadro se agravó cuando un estudio reveló que la mujer tenía lesiones internas, por lo que fue derivada al hospital Central, el principal centro asistencia de Mendoza, donde fue sometida a una lumbotomía para extirpar el riñón. Quedó internada en terapia intensiva, su salud siguió desmejorando y falleció el domingo 22 de julio.

Según informó Lucero, tras ese trágico accidente hubo al menos otros cinco incidentes que dejaron un saldo de menores y adultos con lesiones como fracturas y traumatismos leves. "Se suben a un cerro y se largan en culipatín. Esa zona no hay nieve virgen, es hielo puro. No hay forma de frenar, van a 50 km/h, es increíble la velocidad de deslizamiento que alcanzan", agregó en declaraciones a radio Mdz.

Si bien hay carteles que restringen el acceso a personal civil y se trata de una zona prohibida para esquiar o lanzarse en culipatín, las autoridades aseguran que muchos visitantes no hacen caso a las advertencias. "Evacuamos el lugar pero en poco tiempo se vuelve a llenar de familias. Hay discusiones permanentes con la gente porque se quiere quedar. No podemos dejar una guardia permanente", señaló Lucero.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...