domingo 17, junio 2018 | Actualizado 18:46
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La madre de Marcela Coronel apuntó como cómplices a la familia del marido: "Todos fueron partícipes"

11/06/2018 12:19 hs
Se merecen perpetua todos los involucrados del asesinato de mi hija, dijo en una carta abierta.

María, madre de Marcela Coronel, la enfermera que fue encontrada muerta en su casa de Longchamps, leyó una carta abierta en la que sostuvo la hipótesis del femicidio y apuntó contra la familia de quien era su pareja, Gabriel Guevara: "Cuando nos enteramos que Marcela estaba muerta, nadie de la familia Guevara mostró signos de sensibilidad. Hoy entiendo que eso no fue una casualidad: son signos de complicidad", disparó.


Además, señaló que cree que hay más personas involucradas en la muerte de su hija. "No creemos que esto haya sido obra sólo de dos personas, por más mínima ayuda que recibieron. Tenemos derecho a saberlo: asesinos, cómplices, encubridores. Todos fueron partícipes de esta injusticia", aseguró.

"Le arruinaron la vida a una nena de 16 meses que nunca más va a poder abrazar a su mamá". Con esas palabras, María comenzó la lectura de la carta ante los medios, en la que reforzó la idea de que se trató de un femicidio.


"Fueron tan cínicos y perversos que instalaron la idea de que Marcela había abandonado a su hija. Al encontrar el cuerpo de Marcela sin vida intentaron tapar el hecho con un ajuste de cuentas narco, un robo al voleo y hasta un secuestro. ¿Cuántas personas entraron a la casa? ¿Fueron sólo Gabriel y Pablo Guevara? ¿Quiénes ayudaron a limpiar el hecho?", sospechó María.


"Con todo el dolor de haber perdido a nuestra Marce, pero con toda la fuerza de hacer Justicia por la pequeña Luciana (hija de Marcela y Gabriel Guevara), no vamos a parar hasta que estas lacras, basuras humanas, paguen por lo que hicieron. Que se pudran en la cárcel y reciban su merecido castigo", siguió María.


"Marce querida, aunque ya no estés entre nosotros nos mandás luz y nos marcás el camino a seguir. Vamos a cuidar a tu tesoro. Justicia por Marce", cerró.


También habló la hermana de Marcela, Lorena: "Para nosotras hay más involucrados. Nosotros cuidamos a Luciana" "Vamos a ver el expediente, directo a Lomas de Zamora.Estamos conformes con las detenciones, es una avance, pero queremos tomar intervención activa en la causa. Es un derecho inalienable. Para que se haga justicia por ese femicidio", dijo la abogada de la víctima.


"Esto se podría tratar de un femicidio, que siempre apunta a los vínculos más cercanos de la familia", agregó.


María, la madre, cerró la conferencia apuntando a la familia Guevara: "Me guío por la parte sentimental. Su bebé, que se quedó sin su mamá. Pero va a llevar mucho tiempo explicarle lo que le pasó a su mamá. Todos estos días no salimos en ningún medio, mientras la otra parte sí lo hizo. Nadie me llamó para preguntar cómo estaba la nena, si necesitaba algo, si estaba sufriendo. Nadie de la familia Guevara mostró sensibilidad".

 

El caso


Coronel, de 33 años, era enfermera en el Hospital italiano. El lunes 28 de mayo apareció muerta, envuelta en una frazada. Su hija, de un año y medio, había sido encontrada minutos antes abandonada en una plaza de Burzaco.


La hipótesis que maneja la familia de Marcela es que fueron Gabriel Guevara (24 años), pareja de Marcela y su hermano Pablo Daniel (26), quienes se llevaron a Luciana, la beba.


Ayer quedaron detenidos y a disposición para ser indagados por la fiscal especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora, Marcela Juan.


La fiscal Juan ya había imputado al marido de la víctima a partir de una serie de contradicciones en las que incurrió al brindar su primer testimonio. Mientras que las sospechas sobre su hermano surgieron principalmente de las imágenes captadas por cámaras de seguridad de la Municipalidad de Almirante Brown.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...