viernes 21, septiembre 2018 | Actualizado 02:56
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Boca-River por la Supercopa Argentina, la final más esperada: horarios, TV y formaciones

14/03/2018 07:58 hs
Ambos equipos se disputan el título en Mendoza. Horario, TV y formaciones.

Pasaron casi 42 años para que un evento como el de esta noche vuelva a repetirse. Por un par de horas Mendoza será la capital del fútbol. Los ojos del país se trasladarán a la provincia cuyana, que tendrá como epicentro al Malvinas Argentinas.


Horario y TV

 

Será una noche especial que seguramente quedará bien guardada en los libros del fútbol argentino. River y Boca. Boca y River. Los clubes más grandes y poderosos de la Argentina disputarán allí, desde las 21.10 (Fox Sports Premium y TNT Sports), la Supercopa Argentina.


  • La transmisión del partido, para Fox Sports Premium, comenzará a las 19, más de dos horas antes del comienzo. Estará a cargo de Sebastián Vignolo, como relator, y Diego Latorre de comentarista. Es decir, la dupla habitual que eligió Fox para los partidos más importantes del fin de semana. Marcelo Benedetto y Matías García serán los encargados de cubrir el campo de juego para uno y otro.


  • La transmisión de TNT Sports comenzará al mediodía con el programa "Halcones y Palomas", que conduce Hernán Castillo. Se emitirá desde Mendoza. Todo estará enfocado en River y Boca, con móviles desde las concentraciones y el estadio durante toda la jornada. En lo que concierne a la transmisión, TNT Sports comenzará media hora antes que Fox, desde las 18.30. El partido tendrá el relato de Pablo Giralt y el comentarista será Matías Martin. Además, en el campo de juego, estarán Manuel Olivari y Nicolás Distasio.


Formaciones


      Embed

  • El árbitro y el resto del equipo arbitral: Patricio Loustau será el árbitro. Estará acompañado por Yamil Bonfá y Claudio Rossi como jueces de línea. El cuatro árbitro será Fernando Rapallini y habrá otros dos árbitros, que serán Facundo Tello y Ariel Penel acompañando.


  • Final sin VAR. "No tenemos tiempo", avisaron desde la organización. Por eso, se confirmaron seis referis para la final, como se hace en la Champions League.

Será la segunda vez en la historia que los acérrimos rivales disputen una final a partido único en el que está en juego un título. No habrá 90 mil personas como aquella noche del 22 de diciembre de 1976 en la cancha de Racing ya que la capacidad del estadio mendocino es mucho menor (42.500 espectadores) pero sí el mismo fervor y la misma pasión de cada Superclásico.



El estadio estará colmado. La ciudad está colapsada. Casi que no queda alojamiento (hay un 90% de ocupación hotelera) y a los hinchas de Boca y de River que hay en esta ciudad se sumaron los que viajaron desde otras provincias, ya sea por tierra o por aire. Alrededor de 1500 efectivos están afectados al operativo de seguridad entre policía de Mendoza, agentes privados, Gendarmería y Policía Federal.

 

Mendoza está pintada de azul y oro y de rojo y blanco. En sus calles se palpita la gran final. Si empatan en los 90 minutos, se definirá por penales. El ganador se llevará de premio, además del trofeo, 4.920.000 pesos. Y algo mucho más gratificante: la gloria y el honor de haberle ganado una final a su eterno rival.

 

Aunque este es especial e inédito para varias generaciones: el que gane, como pasó en aquel torneo Nacional, alzará un trofeo y sumará una estrella más a su rica historia.


Cuando la Copa Argentina volvió a disputarse en la temporada 2011-2012, estuvieron muy cerca de cruzarse en una final. Desde ese entonces, por más que el fixture estuviera armado para que cruzaran en una final no hubo caso. Tampoco se daba en la Supercopa. Hasta que llegó el momento. En 2017 ambos fueron campeones. Boca, del torneo local y River, de la Copa Argentina.

 

El conjunto de Guillermo Barros Schelotto se adueñó de la temporada 2016-2017. Por su parte, River llegó a esta final de la Supercopa tras ganar la Copa Argentina por segunda vez consecutiva. Fue justamente en el escenario de esta noche donde venció por 2-1 a Atlético Tucumán en diciembre.


No será la primera vez que ambos jueguen la final de la Supercopa Argentina. Curiosamente, es un trofeo que falta tanto en las vitrinas de Brandsen 805 como en las de Udaondo y Figueroa Alcorta. Ambos han tenido dos definiciones por esta Copa y fueron derrotados. Boca cayó por penales contra Arsenal en Catamarca en 2012 y en 2016 fue goleado 4-0 por San Lorenzo en Córdoba. River, en tanto, perdió 1-0 con Huracán en 2015 en San Juan y 3-0 ante Lanús el año pasado en La Plata.

 

Ambos entrenadores coincidieron en que River y Boca están por encima del título en cuestión. Que lo hace más atrapante el hecho de que haya un Superclásico en la definicón.


¿Sostendrá lo mismo el ganador luego del partido? Es que hay un título en juego y con él la chance de estirar la distancia para uno y acortarla para otro respecto de su rival en cuanto la cantidad total de títulos que cada uno cosechó en su historia. Boca posee 66 y River, 62.


También, por más que los técnicos hayan puesto una rebaja,se juegan mucho. El derrotado quedará herido. Si es Boca, le puede hacer tambalear ese castillo de colores que viene edificando, siendo puntero hace 15 meses en la Superliga. Si es River, la crisis se profundizará.

 

¿Qué tipo de partido se verá? ¿Será cerrado y friccionado como muchos Superclásico, sobre todo porque es una final? ¿O más abierto y con goles como los últimos tres enfrentamientos oficiales? Entre esos tres encuentros hubo 13 goles, la misma cantidad que en la suma de los doce enfrentamientos anteriores.

 

Si bien su juego ha caído este año, Boca llega mejor que River a esta final. Va camino a obtener el bicampeonato en el torneo local y viene eufórico tras ganarle a Tigre en el último minuto. Guillermo tiene los once jugadores definidos hace varios días, mientras que en River, Gallardo escondió las cartas aunque ayer disipó prácticamente las dudas.


¿Estará la clave del partido en el mediocampo? Quizás, por eso, el Mellizo reforzó la zona buscando más solidez con Nandez, Barrios y Pablo Pérez. ¿Lograrán que no se extrañe Fernando Gago, quien aún sufre con su rodilla derecha? ¿Aprovechará Boca la endeble defensa de River a partir de la velocidad de Pavón, la jerarquía de Tevez y el talento de Cardona?

 

Por su parte, River, atraviesa, tal vez el peor momento futbolístico desde que llegó Gallardo. La victoria ante Patronato solo generó algunas sonrisas por volver al triunfo tras cinco partidos pero no mejoró el rendimiento de un equipo al que, además, le está costando hacer goles.


El Muñeco apuesta por sus referentes, algunos de los cuales le dieron cierta mística en los Superclásicos coperos y otros jugadores de buen pie para no solo tratar de que aflore el espíritu combativo sino también que aparezca el juego.


Y si los ojos del país estarán pendientes de lo que ocurra en el Malvinas Argentinas, era lógico que este partido acaparara una gran atención mediática. Fueron acreditados 850 periodistas entre los 250 medios de comunicación que cubrirán el partido. Hay medios casi todas las provincias argentinas y también algunos del exterior: de España, Brasil y Chile. También, la cadena Bein Sports, que transmite para varios países del mundo.

 

También la lupa estará sobre el árbitro Patricio Loustau y sus cinco asistentes (estarán los jueces de línea, el cuarto árbitro y uno detrás de cada arco), el juez que eligió Horacio Elizondo, consensuado con ambos clubes después de todas las suspicacias que hubo respecto a los arbitrajes.


(Fuente Clarín)

TAGS
boca river, mendoza,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...