domingo 24, junio 2018 | Actualizado 04:23
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Está en marcha el plan oficial para bajar un 20% las expensas en la Ciudad

10/03/2018 07:18 hs
Son el de "Edificio seguro" y el libro de datos del consorcio. Antes de fin de mes quieren que la frecuencia de fumigación pase de mensual a anual.

Ya está en marcha parte del plan oficial para que bajen hasta un 20 % las expensas en la Ciudad. Ayer, jueves, se eliminaron el certificado "Edificio seguro" y el libro de datos del consorcio. Y en las próximas semanas se llevarán a la Legislatura las propuestas para modificar el régimen de inspección de los tanques de agua. También prevén que antes de fin de mes la frecuencia de fumigación pase de ser mensual a anual.

 

El plan es anterior. Pero este mes las expensas vienen con un nuevo aumento, ya que se disparó la cláusula gatillo acordada en las paritarias de los encargados, que fija ajustes automáticos si la inflación supera la suba salarial pactada. El incremento es de un 2%, pero en marzo se paga el 4%, ya que se suman el porcentaje de febrero y el retroactivo a enero.


Parte de los cambios adoptados ahora apuntan a eliminar trámites innecesarios, dijeron fuentes oficiales. Uno de ellos es el certificado "Edificio seguro", que fue suprimido "por redundante": cuesta en promedio $12.000 por año pero no es más que un compendio de todas las condiciones de seguridad del inmueble que ya fueron aprobadas en cada rubro, explicaron. Algunas son las de los ascensores, calderas, tanques, desratización y desinsectación, y matafuegos, cada una con su certificado individual.

 

También se derogó la disposición que obligaba a los administradores de consorcios a llevar un libro de datos periódicos, lo cual demanda $1.000 por año. Desde la Dirección General de Defensa al Consumidor porteña, organismo de aplicación de las normas que quedaron sin efecto, aclaran que los libros de datos ya adquiridos y rubricados para este año "tendrán validez y plena vigencia".

 

El libro de propietarios y el de registro de firmas, en cambio, se mantienen, pero las rúbricas se harán digitalmente dentro de la declaración jurada anual del administrador, en lugar de abonarse el trámite ante el Estado.


Estas dos medidas forman parte de un paquete de catorce que se irán aplicando a lo largo de este año para que "el vecino que vive en un edificio tipo de 10 pisos, por ejemplo, ahorre $4.900 por año de expensas", señala el proyecto presentado por el área de Atención y Gestión Ciudadana del Gobierno porteño. El ahorro global por año para el consorcio sería de $98.000, estiman.


Otro cambio en carpeta implica un paso por la Legislatura: es el control de los tanques de agua, por el que se pagan más de $12.000 anuales por edificio en promedio, de acuerdo con cifras oficiales. Una ordenanza de 1991, la 45.593, obliga a limpiarlos cada seis meses en los inmuebles con más de una vivienda. Para eso, deben ser vaciados e higienizados para luego ser llenados y analizados, lo que implica desperdiciar agua y dinero.

 

En las próximas semanas se enviará a la Legislatura un proyecto para modificar esa norma: se propondrá que se ordene hacer un estudio de laboratorio con una muestra del agua y, sólo en caso de que este informe sea negativo, hacer la limpieza. Además, se planteará cambiar la frecuencia del análisis de semestral a anual.

 

También se modificará la frecuencia de la desinfección y el control de plagas en los edificios, que hoy es mensual pero quieren que sea anual. Será a través de una disposición de la Agencia de Protección Ambiental porteña (APTA), que se aplicará en las próximas semanas.


Falta que se apliquen otras medidas de mayor impacto, como la de eliminar la obligación de construir edificios con vivienda para encargados en consorcios con más de 15 unidades. Y antes de julio quieren hacer efectivos los cambios en los criterios y frecuencia de las inspecciones de ascensores y calderas.

 

A su vez, el Gobierno porteño quiere implementar la plataforma Consorcio Participativo, que permitirá a los vecinos pagar las expensas, votar en las asambleas y hasta reservar el SUM para hacer un asado, todo online. Y a los administradores les servirá para liquidar las expensas y pagar los salarios al personal, entre otros puntos.

TAGS
baja de expensas, ciudad de buenos aires,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...