viernes 14, diciembre 2018 | Actualizado 21:41
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Quisieron robarle la moto, golpeó brutalmente al ladrón y le pegaron un tiro

23/02/2018 08:59 hs
La víctima se refugió en una Axion Energy y los ladrones lo siguieron. Se defendió a los golpes y recibió un tiro en una pierna.

Aceleró a fondo la Honda CG Titan que usa para trabajar y entró en una estación de servicio, pensó que ahí no lo iban a seguir. Se equivocó.

 

Los dos motochorros que intentaban robarle se le pusieron a la par no bien frenó cerca del surtidor. El que manejaba lo apuntó, el de atrás se bajó. Llevaba una pistola. Todavía no puede creer su reacción: mientras con la zurda le tiró el arma al ladrón, con la derecha le puso una piña que prácticamente lo noqueó.


La adrenalina era tal que la víctima, un empleado de 28 años, ni siquiera se dio cuenta de que el cómplice del delincuente al que molía a palos en el piso le disparó desde la moto: la bala apenas le rozó la pierna izquierda. Lo podría haber matado.


      Embed

La secuencia del robo, que ocurrió el sábado 17 de febrero a las 20 en el interior de una estación de servicio de la firma Axion Energy de San Antonio de Padua, en el Oeste del Conurbano Bonaerense, quedó captada por las cámaras de seguridad.

 

El video se viralizó y la víctima del intento de robo, después de verlo y según pudo saber Clarín, admitió ante las autoridades: "No sé si volvería a reaccionar de la misma manera". Y agregaron: "Después de observar las imágenes se dio cuenta de que lo podían haber matado".


Es que tanto él como su novia, quien también iba en la moto cuando intentaron robarles se salvaron de milagro. "Ni se dio cuenta de que le habían disparado. Yo no sé si al delincuente se le trabó el arma o qué, porque en la escena encontramos una sola vaina, pero se ve que lo tiene a tiro todo el tiempo", detallaron las fuentes.

 

Todo comenzó en el cruce de Alem y avenida Rivadavia, en San Antonio de Padua, partido de Merlo. El empleado y su novia iban a bordo de la Honda CG Titan cuando otra moto se les puso a la par: dos delincuentes les apuntaban.

 

Al ver esto, el empleado y vecino de Merlo aceleró, huyendo de los ladrones. Hizo dos cuadras y fue entonces que tomó la decisión de refugiarse en la estación de servicio del avenida Rivadavia y Almirante Brown. Los delincuentes entraron también a la Axion Energy y frenaron justo al lado.


Lo que siguió después fue un rapto de desesperación y locura que podría haber culminado en una tragedia. Mientras el empleado se defendía a la piñas y le daba una paliza al ladrón que había logrado voltear de un golpe y estaba tendido en el piso, el cómplice disparó un tiro que le dio en la pierna y le siguió apuntando hasta que huyó del lugar. Todavía lo buscan.

 

Tras la paliza, el ladrón golpeado fue detenido por las personas que estaban en la estación de servicio y que le precintaron las manos, luego la policía se lo llevó a una dependencia local, donde permanece preso.


"Tiene 26 años y le secuestraron una pistola Bersa Thunder 380. Sabemos que es de la zona y que su cómplice, que sigue prófugo, es bastante bravo", señalaron las fuentes y dieron un dato de color: "Si bien estaba golpeado, 24 horas después de la paliza se lo veía muy bien". Está acusado de robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y tenencia ilegal de arma de fuego.

 

Fuentes judiciales explicaron a Clarín que "la actitud del empleado está dentro del marco legal de la legítima defensa".

TAGS
robo,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...