martes 12, diciembre 2017 | Actualizado 15:10
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los siete secretos de Estonia, el país más digital del mundo

25/11/2017 10:53 hs
Las claves del éxito que asombran al mundo. Cómo y por qué inspira a la Argentina.

Estonia está ubicada al noreste de Europa, entre Rusia, Letonia y el mar Báltico. Hasta 2001 formó parte del Bloque Socialista Soviético, aunque se identifica más con los países bálticos y nórdicos, especialmente con Finlandia con quien comparte raíces - culturales, étnicas, lingüísticas - y estrechos lazos de cooperación e influencia.

 

Los años bajo la dominación soviética habían diezmado a la población estona y a su economía. Empobrecida y deprimida, tuvo que redefinir su identidad y rumbo en el mundo. Allí es cuando decidió apostar a la tecnología, mirándose en el espejo de Finlandia, un país que había logrado un salto económico gracias a la creación de una empresa que lideró la industria de los teléfonos celulares durante varios años: Nokia ; y cuyo éxito fomentó el surgimientos de nuevos negocios.

 

Con un gabinete de personas jóvenes - edad promedio de 35 años - y Toomas-Hendrik Ilves, un presidente amante de la tecnología, comienzan a imaginar la Estonia del futuro y a armar un plan que la hiciera posible. Apuestan a un combo de un impuesto a la renta fija, libre comercio, moneda sólida y privatización. Las nuevas empresas pueden registrarse fácilmente y sin demoras.

 

No había casi nada, todo estaba por hacerse, incluso la infraestructura. Finlandia le ofrece su conexión telefónica analógica de los años 70 de forma gratuita, pero Estonia la rechaza y decide actualizarse con conexiones de telefonía digital y construir su propio sistema de vanguardia. Así, pasa de tener al 50 % de la población sin teléfono a tener 123 líneas de telefonía celular por cada 100 habitantes.

 

En 2004, junto a otros países de Europa del Este, se suma como nuevo miembro a la Unión Europea, al tiempo que pasa a formar parte de la OTAN y termina de fijar su posición en el tablero mundial. Rusia ya no puede considerarla como parte de su patio trasero. Tras su independencia, las fricciones con su potencia vecina no dejan de sucederse, con alguna periodicidad y distinto tenor.

 

Estonia ha sabido abrirse un lugar en el mundo, y hoy es un caso emblemático por la consistente transformación que la vuelve un ejemplo en Europa y en el mundo.

 

No quiere decir que la vida allí sea color de rosa. Con solo 1.3 millones de habitantes es uno de los países menos poblados de la UE, con un crecimiento anual negativo sostenido.


Su capital, Tallin es una ciudad ventosa y fría, con una temperatura anual media de entre 4 y 6.5 grados. El paisaje citadino todavía deja traslucir los tiempos de la cortina de hierro. El idioma tampoco ayuda: con el estonio como lengua oficial, la mayoría de los extranjeros encuentra allí una barrera imposible de franquear aunque lleven años viviendo en ese país. Por otra parte, la inestabilidad y riesgo geopolíticos han desalentado muchas inversiones, un aspecto que siempre ha preocupado al gobierno.

 

El tamaño del país también es una traba a la hora de hacer crecer empresas que necesitan recursos humanos calificados, como las tecnologías. Esto lleva a las autoridades a comenzar a ofrecer la primera residencia virtual del mundo con el objetivo de llegar a 10 millones de "habitantes" para 2025.

 

Con todo, Estonia está a la cabeza de Europa en penetración de Internet y telefonía móvil. El sector de las tecnologías de las comunicaciones e Información (TIC) se han convertido en una parte muy importante del PIB del país.

 

Hoy, la esperanza de vida es de 72 años, el 99,8% de la población está alfabetizada y el 97% de las operaciones bancarias se hacen online.

 

¿Cómo logra Estonia convertirse en una sociedad digital que ha mejorado la economía y la calidad de vida de sus habitantes?

 

1. Primero: la educación

 

La primera acción que se toma desde el estado para iniciar está transformación fue el programa "Tiigrihüpe" para enseñar computación en las escuelas. Se crean laboratorios con computadoras conectadas a Internet en los establecimientos del país. Para llegar al resto de la población, fuera del horario escolar, los colegios abren sus puertas a la comunidad para que puedan tomar contacto con la tecnología y aprender computación.

 

Entre 2002 y 2004 se brindan distintos cursos de informática para adultos, como "Una Mirada al mundo" (Vaata maailma) financiado en un 100% por el sector privado, que logra introducir al 10% de la población adulta al mundo digital.


Esta misma fundación, en 2003, incorpora el espacio virtual que conecta a las aulas con los hogares al que llama "E-kool" (E-escuela). El sistema permite una comunicación en tiempo real con los padres y les da la posibilidad de acceder desde sus computadoras al contenido de las aulas, las inasistencias, notas, tareas para la casa y fechas de exámenes de su hijos. A su vez, abre una instancia de participación a la opinión y aporte de los progenitores

 

La programación es una parte esencial del plan de estudios. Desde primer grado, las maestras les enseñan a los niños a programar, actividad en la que se inician incluso desde el jardín de infantes.

 

Hoy, para cualquier estonio, interactuar con la tecnología y resolver cuestiones diarias, de manera más eficiente gracias a ella, es un aspecto habitual de la vida cotidiana. Al mismo tiempo, muchos jóvenes han podido emprender o ingresar al mercado laboral gracias al manejo de estas herramientas.

 

2. Identificación Digital

 

A diferencia de otros países que también cuentan con una identificación digital, en Estonia no es opcional sino obligatoria y universal. Una decisión clave para implementar este sistema con éxito.

 

La tarjeta personal con chip es obligatoria en Estonia

La tarjeta personal con chip es obligatoria en Estonia

Esta identificación digital única de 11 dígitos, se le otorga a cada ciudadano al nacer y es la que lo acompañará a largo de toda su vida, en cada instancia de su participación ciudadana: desde votar - en 2005 se incorpora el voto digital y hoy el 30% de la población vota desde su casa o desde su teléfono celular -, declarar impuestos, registrar un nuevo negocio o acceder a los sistemas de e-escuelas, e-policía, e-gabinete o e-salud.

 

En total son más de 4 mil servicios digitales a los que se puede acceder gracias a esta identificación.

 

Los extranjeros también pueden postularse para obtener una ciudadanía virtual, ya que Estonia ofrece estas identificaciones digitales a todas aquellas personas que quieran invertir en el país. Desde cualquier lugar del mundo, el nuevo e-residente puede registrar una empresa, sacar una cuenta bancaria, implementar distintas soluciones online como PayPal y administrar toda la compañía de manera remota.

 

Con una población que decrece año a año, el verdadero objetivo de Estonia con esta propuesta es poder incluir la cantidad de e-residentes necesarios para reducir o incluso eliminar el pago de impuestos a sus ciudadanos

 

3. Internet como "derecho humano"

 

Estonia siempre ha jugados fuerte en esta transformación, sin medias tintas. En ese sentido, fue la primera nación en declarar la conexión a Internet como un "derecho humano básico". Una jugada con una estrategia clara: obligar al sector privado y público a suministrar el servicio de Internet a todo el territorio - más allá de si la ecuación de costos la hace conveniente o no - y sin excusas.

 

4. Con el foco en los emprendedores

 

Uno de los grandes orgullos estonios es haber generado el software que permitió la creación de la revolucionaria plataforma de comunicación, Skype . Cuando Microsoft la compra por USD 8.500 millones, esos fondos se diversifican en nuevas startups que son acompañadas por inversiones extranjeras que comienzan a confiar en las creaciones de ese país.

Hoy, Estonia es el país con mayor cantidad de StarUps per cápita del Mundo. Entre ellas: Transferwise, Pipedrive, Cloutex, Starship, el robot delivery creado por los fundadores de Skype forma parte del paisaje habitual de Estonia

 

A diferencia de lo que ocurre en EE.UU y China, donde el espíritu emprendedor forma parte de la cultura del país, en Europa (especialmente en la del este) los jóvenes miran al mundo laboral desde el prisma de "empleados" y no dueños o empresarios. Para cambiar esta mentalidad, se generaron instancias muy interesantes que ganaron la atención del resto de la UE como "El pueblo de la empresa" que comenzó en Tartu, una ciudad al este del país. Allí, y por medio del juego, niños y adolescente de entre 5 y 18 años practican lo que significa ser empresarios, como una manera de incentivarlos a emprender.

 

5. La gestión pública como un servicio al ciudadano

 

El de Estonia es el primer e-gobierno del mundo. Desde su independencia, deciden innovar en materia digital al interior de sus propias reuniones: dejan de utilizar el papel e incorporan un sistema de bases de datos conectadas a Internet. Esto hace posible además que se pueda ver, online y en tiempo real, todos los gastos del estado.

 

Hasta la declaración anual de impuestos puede hacerse con un Smartphone gracias a que el sistema tiene pre-cargados todos los datos de cada ciudadano (ingresos, propiedades, gastos, cantidad de hijos, etc)

La gestión pública en un verdadero servicio al ciudadano. El máximo ejemplo es la Agencia Tributaria que devuelve la información al ciudadano con informes online y en tiempo real sobre la marcha de su negocio y situación financiera. También lo son los historiales médicos online y la

prescripción electrónica de recetas por mail.

 

6. Antes que nada, la seguridad

 

Todo está protegido por un sistema de Bockchain, una red descentralizada muy difícil de hackear. Además cuenta con varios back ups, entre ellos la primera embajada de data, con sede en Luxemburgo.

 

Una arquitectura descentralizada para las comunicaciones informática, llamada X-road, evita que se realicen robos masivos de datos. Además, los estonios usan métodos de verificación en dos pasos para la mayor parte de sus actividades . De esta manera, los criminales como máximo pueden llegar a bloquear el acceso a determinados servicios o hacer caer algunas webs de forma momentánea.

 

La gran lección sobre la importancia de la seguridad la sufren en el año 2007 cuando Rusia ciberataca su sistema en represalia a la decisión de las autoridades estonias de llevarse de Tallín un monumento dedicado al Ejercito Rojo Soviético y mudarlo fuera de la capital. El ciberataque perpetrado por otro estado - no poder delincuentes - y bajo motivos políticos - no económicos -, marca un hito en la historia de lo que se conoce como ciberguerra.

 

7. Mucha libertad y máxima transparencia

 

Según Freedom House, Estonia es el país con mayor libertad de Internet. Lo que demuestra que se puede tener un Internet libre y abierto y al mismo tiempo exigir los más altos estándares de seguridad posibles.

 

Pero además, Estonia es el país más transparente y menos corrupto de la región de Europa Central y Oriental (Transparency International Corruption Perception Index 2013, el 28º de 177 países).

 

La libertad económica de Estonia se considera como una de las más altas del mundo y la mejor en la región de Europa Central y Oriental (Clasificación Mundial de Libertad Económica, 11 ° entre 178 países). No es producto del azar que el Centro de excelencia de cooperación cibernética de la OTAN y la agencia de TI de la Unión Europea se encuentren en Tallin.

 

El gobierno de Estonia cuenta con una declaración electrónica de los bienes de los funcionarios para reducir el riesgo de corrupción y aumentar la transparencia.

 

Cada año, ciudadanos activos de todo el país organizan actividades comunitarias el día "¡Hagámoslo!". Un programa que surgió en Estonia en 2008 cuando 50.000 voluntarios se movilizaron para limpiar el país en 5 horas, removiendo 10.000 toneladas de basura y ahorrándole al estado el trabajo de 3 años y 22 millones de euros. En la actualidad, es una red global que abarca 112 países, y habiendo movilizado a unos 14,5 millones de participantes. ¡Hagámoslo! ha iniciado un cambio de mentalidad que se extende por todo el mundo.

 

Todo esto ha llevado a que los estonios hayan cultivado, en el mundo, una imagen de personas con un nivel promedio de educación alto, honestos, trabajadores y que cumplen sus promesas.

 

Algunos logros de Estonia:

 

99,8% de la población está alfabetizada

País con mayor cantidad de StarUps per cápita del Mundo

Tiene la bancha ancha más rápida del mundo

Es la única con i-voting que permite sufragar desde un teléfono celular

Primera nación en declarar la conexión a internet como un "derecho humano básico".

Todas sus escuelas están online

Se ensaña a programar de jardín de infantes

Cuenta con identificación digital obligatoria y universal.

A la cabeza de Europa en penetración de Internet y telefonía móvil.

Primera residencia virtual del mundo

123 líneas de telefonía celular por cada 100 habilitantes.

Es el primer e-gobierno

País europeo número uno en ciberseguridad,

País con mayor libertad en Internet

Permite inscribir una empresa en 18 minutos

Casi la totalidad de los trámites se pueden hacer por internet

En clave local

 

Infobae consultó a tres funcionarios de carteras clave en la modernización, digitalización y promoción de la tecnología y la innovación en nuestro país. Todos ellos también atienden al modelo estonio como caso de éxito y fuente de inspiración.

 

Esta semana que pasó, Mariano Mayer visitó Estonia para recibir un premio por las políticas de promoción de emprendedores. Hoy, desde Finlandia, le cuenta a Infobae que "lo que nos parece muy interesante es que Estonia entendió que, siendo un país muy chico, necesitaba lograr un crecimiento rápido que les permitiera recuperar el tiempo perdido. Por eso pusieron foco a los emprendedores y en la economía del conocimiento".

 

Se propusieron ser uno de los mejores países del mundo para emprender, desarrollar tecnología y estar a la vanguardia de la digitalización. Los emprendedores locales, y de todo el mundo, tienen muchas facilidades, una de las mejores agencias fiscales del mundo y un excelente sistema de residencia digital. Cuenta con el récord mundial de constitución de sociedades:18 minutos.

 

¿Qué conversamos hasta ahora?

 

1. Como puntos de convergencia: ambos países buscamos analizar en qué aspectos el Estado agrega valor y en cuáles no, siempre con los emprendedores como protagonistas.

 

2. Les contamos sobre la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que es parte de la Ley de Emprendedores y que está funcionando muy bien.

 

3. Hablamos sobre los proyectos de identidad digital que estamos trabajando con el Ministerio de Modernización, intercambiamos experiencias y exploramos posibles colaboraciones en materia de emprendedorismo, digitalización de PyMEs, y economía del conocimiento.

 

4. Analizamos empezar a conectar nuestros clusters TIC con los suyos y ver qué cosas se podrían hacer, qué mejores practicas se pueden desarrollar para simplificarle los trámites a las PyMEs y emprendedores.

 

5. Urve Palo, la ministra de Emprendedorismo y Tecnología de la Información de Estonia, vendrá a Argentina en diciembre en el marco de la reunión de la OMC y nos reuniremos nuevamente para avanzar en proyectos de trabajo conjunto.



Fuente: Infobae

TAGS
estonia, digital,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...