viernes 15, diciembre 2017 | Actualizado 18:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Alesandra Minnicelli: "Lloro a la noche"

21/11/2017 16:52 hs
La esposa del ex funcionario kirchnerista y actual detenido abrió su mundo privado en un mano a mano con "Chiche" Gelblung en Crónica TV
Alessandra Minnicelli, la esposa del ex ministro kirchnerista que actualmente está detenido, Julio de Vido, fue entrevistada en el ciclo televisivo Chiche 2018 (Crónica TV). En diálogo con Chiche Gelblung contó cómo pasa su marido los días en el penal de Marcos Paz, sobre el presente de la relación entre ambos, su intimitad, cómo compraron la chacra que poseen en el partido de Campana y cómo Lilita Carrió y Jorge Lanata "destruyeron la imagen pública" de su pareja, entre otros temas.

"Hasta ahora hablé no como abogada, sino más que nada como esposa porque la situación de Julio me duele, me molesta, me complica, me hace daño, y me hace daño el silencio mediático. Ha habido silencio porque él ha estado en una estructura de gobierno vertical como el peronismo", comenzó Minicelli, apuntando a los tres gestiones kirchneristas, en las que De Vido se desempeñó como ministro de Planificación Federal.

En ese sentido, la abogada reveló que su marido "está pasando momentos de tranquilidad, después de mucha ebullición", precisó que se mantiene "desconectado del teléfono y de los medios" y explicó que por estas razones se lanzó a escribir varias cartas abiertas, algunas de ellas con mensajes a la ex presidente Cristina Kirchner y a la interna del peronismo.

Ante la consulta sobre si De Vido le envía cartas personas a Cristina Kirhner, Minicelli respondió que "sólo les manda a gente de su familia" y reveló que le envió dos misivas a ella, en las que le dijo que "le falta su otra mitad". Y se lamentó: "Es muy injusto lo que le está pasando. No lo tengo conmigo (...) A veces lloro a la noche".

En otro tramo de la nota, quien se desempeñó como síndica general adjunta de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), el organismo rector del sistema de control interno, aseguró que "es una falsedad absoluta que tuviera que controlar las cuentas de mi marido", y explicó: "En junio de 2003 me golpeó un titular del diario La Nación que decía que a De Vido lo controlaba su esposa. Llamé a la gente del diario y les expliqué que hace un órgano de control interno".

En ese contexto, consideró que la actual diputada electa por el oficialismo en la Ciudad de Buenos Aires, Lilita Carrió, participó en la "destrucción de la imagen pública de su marido, al tiempo que destacó que el periodista Jorge Lanata también contribuyó en ese proceso "sobrevolando mi chacra".

Sobre esa propiedad, ubicada en el partido bonaerense de Campana, manifestó que la compró en 2007 a través de un crédito hipotecario "después de 25 años de profesión".

Además, se quejó de que a De Vido lo encarcelaran tras el desafuero votado en la cámara de Diputados cuando "hasta quince días antes la investigación judicial iba hacia otro lado, y de golpe tuvo un vuelco porque lo decidió la Cámara, y porque tuvimos un Presidente y un ministro de Justicia que por un año dijeron que De Vido tenía que estar preso".

Al momento de ser consultada por la causa por la que De Vido está preso, en la cual está imputado por presuntos sobreprecios en compras millonarias de Gas Natural Licuado, afirmó: "No hay sobreprecios", y consideró: "No puedo creer que alguien se trague lo del sobreprecio".

Sobre los allanamientos llevados a cabo el viernes pasado en su departamento de la Ciudad de Buenos Aires y en su chacra, afirmó que la Policía Federal no encontró "nada". "Buscaban información, agendas. No hay nada", subrayó.

Cuando le preguntaron por su supuesto enojo con Cristina Kirchner, contó: "No me enojé con Cristina. Dije que el gesto de ella de no haberme llamado cuando lo detuvieron (a De Vido), realmente me pareció un gesto inhumano. Teníamos una relación cercana como para que ella obviara la situación por la que estábamos pasando. Ella no tenía ninguna obligación de llamarme. En otras situaciones sí me llamó, por un duelo. Esta situación era complicada también. Tanto como un duelo".

Además, reveló que en una ocasión le dijo a su marido: "Qué pena que Cristina no habla bien de vos como habla bien de otros", y aseveró que la ex presidente "elogiaba a funcionarios que parecía que hacían funciones que hacía Julio".

Consultada sobre si conocía a José López, el secretario de Obras Públicas durante los gobiernos de Néstor y Cristina  y mano derecha de De Vido, expresó: Lo conocí de Río Gallegos". Y sobre su acto de corrpució, valoró: "A mí me dio mucha tristeza, porque me di cuenta que hizo un daño terrible al peronismo".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...