domingo 17, diciembre 2017 | Actualizado 20:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Maldonado: un gendarme habla de un cuerpo que quedó flotando en el río Chubut

22/09/2017 06:14 hs
Surge de los peritajes a los teléfonos de los integrantes de la fuerza. El oficial dice que los mapuches lo sacaron del río.

Un cuerpo flotando en el río Chubut el 1 de agosto en la Pu Lof en Resistencia, de Cushamen, el último lugar donde fue visto Santiago Maldonado. La imagen aparece por primera vez en el expediente judicial que investiga la desaparición forzada del joven artesano.


Surge de las conversaciones grabadas en los aproximadamente 70 celulares secuestrados a efectivos de Gendarmería que participaron del desalojo de la comunidad mapuche. También, según revelaron a Clarín fuentes con acceso a la causa, se habla de "piedrazos" lanzados por los uniformados. Hasta ahora, solamente un efectivo había reconocido que le había lanzado una piedra a uno de los manifestantes, algo que sus propios compañeros negaron.

 

"Está claro que nadie se llevó a nadie, había gente a su cargo que le habría pegado piedrazos a alguno que quedó flotando en el río y los compañeros lo sacaron", señala un superior de Gendarmería -que por ahora no aparece identificado- en el audio de WhatsApp que le envió al gendarme Daniel Gómez, propietario del celular examinado.

 

En su respuesta al superior, agendado como "Comandante" en el celular, Gómez no confirmó la versión del cuerpo en el río. "Vi a tres personas nadando, pero a nadie flotando", contestó.

 

La conversación es del 9 de agosto, ocho días después de la desaparición de Maldonado, cuando el Gobierno mantenía una defensa cerrada sobre el accionar de la fuerza de seguridad.


"Presumimos que, cuando hablan de ´los compañeros´ se refieren a los integrantes de la comunidad mapuche", infirieron las mismas fuentes con acceso a la causa. Suponen que el superior que menciona al hombre flotando sería el comandante Juan Pablo Escola, segundo al mando del Escuadrón 36 de Esquel de Gendarmería Nacional. El líder del grupo de gendarmes que ingresó a Cushamen aseguró a este diario el 3 de septiembre que nada extraño había sucedido en el operativo. "No detuvimos ni matamos a nadie", dijo entonces.

 

Otra alternativa que se baraja sobre la identidad del "comandante" que habla del cuerpo flotando en el río es que se refiera directamente al jefe del escuadrón de Gendarmería 35 de El Bolsón, Fabián Méndez; también presente en el operativo junto con varios de sus hombres. Al igual que Escola jamás habló de "un cuerpo flotando" en sus declaraciones a los medios.

 

Gómez fue uno de los hombres que llegó hasta las proximidades del río Chubut durante el ingreso a la Pu Lof. Así lo declaró una semana después de su conversación con "el comandante" al secretario de Violencia Institucional del ministerio de Seguridad Daniel Barberis, en la investigación interna del ministerio que conduce Patricia Bullrich.


El 9 septiembre repitió la versión ante Luis Lagger, comandante general de la Gendarmería y el oficial superior informante dispuesto por la fuerza. Ante ambos habría reconocido que en la ribera del río vio a manifestantes de un lado y a otros intentando cruzar y -según las mismas fuentes- declaró que escuchó el mismo grito que el cabo Darío Zoilan le adjudicó al Sargento Carlos Pelozo: "¡Tenemos a uno!". Luego, el gendarme al igual que otros de sus compañeros agregó que esa expresión servía para hacer un señalamiento.


Cuatro días después, Gómez declaró junto a otros tres gendarmes ante el juez a cargo del proceso, Guido Otranto. El y sus compañeros Hugo Díaz, Orlando Yucra y Juan Prieto dijeron ante el magistrado que no vieron a ninguno de sus compañeros tirar piedras, tal como había declarado en el sumario interno de la fuerza el gendarme Neri Robledo. Gómez destacó ante Otranto que llegó al río y que desde ese lugar observó que había gente encapuchada del otro lado.

 

Del mismo celular de Gómez salió el mensaje de audio -también de WhatsApp- que publicó el jueves La Nación en el que el gendarme reconocería el uso de proyectiles. "Les dimos corchazos para que tengan", afirmaba. La voz también era de Gómez.

 

Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, reconoció el martes tras entrevistarse con la fiscal Silvina Ávila, quien fue la que ordenó la pericia sobre los teléfonos, que guardaba especial interés en las comunicaciones de los uniformados que ahora empiezan a salir a la luz. "Se alegran cuando Bullrich asegura que no tienen nada que ver", afirmó a la prensa. El hermano del joven artesano se llevó un disco cargado con toda la información del expediente, incluidas las transcripciones de las comunicaciones.


(Fuente Clarín)

TAGS
santiago maldonado, gendarmeria, audio,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...