sábado 23, septiembre 2017 | Actualizado 06:04
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Exclusivo!

Con sangre de mis venas, te "likearé" las publicaciones

25/08/2017 10:28 hs
Los celos y la relación con el avance de la tecnología. La palabra de Claudio María Domínguez.

Por Yamila El Hasi

@yamilaelhasi

yelhasi@diarioveloz.com


"Para que sepan todos a quien tu perteneces, con sangre de mis venas, te marcaré la frente. Para que te respeten aún con la mirada...", reza el comienzo del antiguo tema que popularizó entre los más jóvenes, Soledad Pastorutti. Un amor enfermizo y una mujer que cree ser dueña de su pareja. 


Si hasta John Lennon hizo un mea culpa en "Jealous guy" (Chico celoso) y se convirtió en un clásico de la música que probablemente no se debió sólo a la excelencia musical de ex Beatle. Pero los celos no sólo son motivos de inspiración para canciones, libros y filmes, sino de angustia para quien los padece, tanto hombres como mujeres. 


Con el avance de la tecnología y el aumento de la exposición de la vida privada, las "escenas de celos" se han incrementado. Hagamos un flashback casi cinematográfico y recorramos mentalmente posibles escenas de la vida conyugal según el correr de los años.

 

Hace mucho tiempo atrás, las esposas celosas revisaban los bolsillos de sacos y pantalones de sus maridos, mientras este se bañaba y ella tenía la doméstica tarea de ordenar las prendas que el hombre en cuestión se había quitado luego de una ardua jornada laboral.


El tiempo avanzó y con la masificación del teléfono comenzaron a controlar las llamadas que sus hombres hacían. Primero escuchando detrás de las paredes, luego remarcando el número que su marido había marcado por última vez y más tarde levantando con mucho, muchísimo cuidado la extensión que se hallaba en otro cuarto de la casa.


Más tarde y con la llegada de los celulares la cosa se empezó a sofisticar un poco más: ya se comenzó a agendar el número de a quien se llamaba en el mismo aparato y la duración de la llamada.

 El arribo de los mensajes de texto provocó que todo lo que se dijera, quedaría asentado en palabras imposibles de negar, cuando en las épocas anteriores se podía disuadir a la esposa desconfiada o al marido celoso más fácilmente.


Con la llegada de los smartphones, la pesadilla para los celosos y celosas es mucho más vívida: la posibilidad de poder ver si la pareja se encuentra en línea, cuál fue el horario de su última conexión, si recibió el mensaje que enviaste y si lo leyó. Si es que lo leyó, está en línea y no responde, comienza el gran problema para el celoso o la celosa en cuestión: "¿Por qué no responde?", "¿Con quién habla?" y la determinante: "Seguro que está con alguien más".


El avance de la tecnología, fue beneficioso para la sociedad pero como todo tiene su lado B, también complicó las relaciones de parejas debido a que alimenta los celos, sin sumar lo efímeras que se volvieron muchas debido a la gran oferta que existe.


Poder chequear fotos, estados, acompañantes, fotos en las que a uno lo etiquetan. Que te comenten, "likeen", "faveen", simboliza un futuro problema para las parejas y hace que la confianza pueda comenzar a trastabillar.


      Embed



Claudio María Domínguez, en una charla con DiarioVeloz brinda sus consejos sobre este tema con la calidez y empatía que lo caracterizan.


Claudio, para empezar ¿qué son los celos?


"Tenemos que tener bien en claro lo siguiente: Celar no es amar. Es una de las emociones más dañinas. Los celos son una respuesta emocional como resultado de un complejo proceso psicológico. Surgen por percibir una amenaza, basada en la falsa creencia de poder perder algo o alguien que el celoso cree que le pertenece. 


Los celos tienen que ver con la historia de vida de cada persona. Es probable que una persona que haya presenciado escenas de celos entre sus padres o primeros cuidadores, tenga más predisposición a ser celoso que otra cuyos padres o cuidadores primarios se sentían seguros el uno del otro. Podría haber vivenciado situaciones de abandono, entonces desarrolla el miedo a perder. Los celos patológicos tienden a cosificar, por eso es bueno salirse de relaciones tóxicas lo antes posible."


      Claudio María Dominguez


¿Por qué los celos se disparan con el uso de las redes sociales?


"Este es uno de los temas más recurrentes en mis charlas y una de las preguntas que más angustia produce en quien padece celos o es celado. Al final de esta entrevista, vamos a ver cómo trabajar los celos para que dejen de dominar nuestra conducta. 


En nuestra cultura creemos que celar es amar, en realidad esa conducta es patológica. El perfil psicológico de quien siente celos, tiene que ver con un estado emocional desequilibrado.


Los celos aparecen por varios motivos. Surgen porque la persona tiene una muy baja autoestima, una falta de confianza e inseguridad muy grandes. No es un problema externo sino interno; el celoso cree que un tercero, real o imaginario, es mejor que él. Cree que si controla se alivia. Ese tercero representa una amenaza, entonces la persona activa la imaginación inmediatamente con argumentos de todo tipo. 


El que cela y el celado sufren mucho las consecuencias de esta emoción. 
Los celos son un modo patológico de relacionarse y las redes sociales influyen mucho en este tipo de comportamiento, porque la persona con baja estima se compara con los demás y la falsa creencia de que el otro le pertenece hace que se despierten los celos inmediatamente."


¿Qué diferencias hay entre celos y envidias?


"Los celos y la envidia son dos conceptos diferentes. A veces se confunden los celos con la envidia. Se relacionan en el hecho de ser emociones negativas producto de una personalidad carente y de baja estima. 


La envidia sucede entre dos personas, es decir, alguien quiere lo que tiene el otro y por eso lo descalifica. Es una expresión de hostilidad hacia alguien a quien se percibe como superior y un deseo que apunta no sólo a la posesión de esa ventaja sino a la destrucción de ese superior. Los celos, en cambio, sucede entre tres o más personas (reales o imaginarias) y aparecen más bien como un temor, como el miedo a perder determinada cosa, objeto, función o relación, entre otras cosas." 


¿La creencia de "mi pareja es mia" se ve ultrajada a través de las redes?


"Siempre volvemos a lo mismo, quien piensa que algo o alguien le pertenece, está viviendo en una ilusión bien profunda. Por eso en cada charla y cursos que hago, se trabaja profundamente el desapego y se machaca en la impermanencia de lo físico.


Sentir celos es parte de nuestra naturaleza como seres humanos. Para los especialistas, esta emoción no provoca tanto malestar cuando es en pequeñas dosis ocasionales, el problema surge cuando los celos son muy frecuentes, cuando son intensos, cuando no tienen una base justificada y cuando influyen descontroladamente en la conducta de la persona. Los celos excesivos pueden herir y causar mucho dolor."


      Claudio María Domínguez


Cuando uno comparte la foto de un momento en pareja, ¿se pierde la intimidad y permite a los que likean o comentan, se "metan"?


"Uno siempre tiene la opción de elegir con quien compartir lo que publica y lo ideal es tener en cuenta la opinión de la persona expuesta. En este caso si es tu pareja tener bien claro cuál es su postura con respecto a compartir momentos privados. 


La pareja que apuesta por un amor sano, tiene que construir su afecto y su vínculo en función de la decisión de que uno decide estar con el otro. Sobre esta afirmación de elegir estar juntos se tiene que basar la relación.


Para quien es celado, es importante saber que tener aspectos privados es un signo de salud. No siempre uno tiene que contar toda su vida a los demás, hay que saber poner límites.  

Hay que tener bien en claro que los celos no son buenos. Quien cela cree poseer. Amar es cuidar.


Los celos no tienen que ver con el amor sino con la posesión. El amor maduro no ata, sino que deja libre al otro de ser quien es. Si estás relacionándote con una persona celosa, una buena frase que podés decirle para aliviar su angustia es la siguiente: 'Yo podría elegir estar con cualquier otra persona pero HOY decido estar con vos'. Esta es la frase que bloquea los celos. 


Si aprendemos a controlar nuestros impulsos internos, podremos apreciar y valorar a la persona que tenemos al lado y cuidar el amor del otro sin dañar la relación. Lo bueno es que si sentís celos, quiere decir que tu baja autoestima sale a la luz. Entonces podés utilizar los celos para tu propio bien y controlarlos a ellos para que dejen de controlarte a vos. 


Gracias a que esa emoción surgió internamente, en lugar de evadirla o proyectarla, podés enfocarte en qué hacer con esta emoción que te causa malestar.


Decidite a mirar a los celos de frente, sin miedo, a aceptarlos y cambiar lo que haga falta para tu bien y el de todos los involucrados."


      Embed


Claudio nos da además sus tips para remover los celos y quitar de nuestra vida, aquello que no suma: "Después de haber entrevistado a grandes maestros y profesionales de la salud, cuando surge el interrogante sobre cómo superar los celos, la mayoría concluye en poner en práctica algunas ideas simples y bien prácticas.


Tengamos muy claro que los celos patológicos tienen que ser tratados con un profesional, pero para quienes sienten celos y no han llegado a tal estado descontrolado, pueden tener en cuenta estos consejos para comenzar a trabajar en esta emoción que tanto los angustia:


  • Tener la mejor relación con uno mismo en lugar de estar enfocado siempre en la vida de los demás;

  • No te compares con los demás;

  • Trabajá en tu autoestima;

  • Descubrí tus talentos y llevalos a cabo. La persona autónoma, que tiene proyectos personales, se enfoca en sí misma;

  • Soltar el interrogatorio - Dónde, cómo, cuándo, por qué...;

  • Dejar de presionar o controlar - no quiero que te vistas así, que vayas allá, etcétera;  

  • Frenar las interpretaciones mentales y las conductas del otro. Por ejemplo: "Llegaste tarde porque estabas con otro";

  • Comentá lo que te pasa a algún amigo de confianza porque ocultar tu sufrimiento y negarlo hace que se potencie cada vez más;

  • Trabajá en tus miedos;

  • Aceptar que las relaciones deben estar basadas en el amor, el respeto mutuo, la comprensión y la tolerancia;

  • Las personas son libres no te pertenecen jamás;

  • Sentite merecedor de amor;

  • Escribí tus cosas buenas, elogiate, valorate porque simplemente por estar vivo sos una persona digna de amor;

  • Confiá en vos mismo y en los demás;

  • Comunicá tus sentimientos con un tono calmo, explicando por qué sentís celos. Esto te da la posibilidad de descartar rápidamente las dudas que surgen en tu mente, que pueden ser injustificadas; 

  • Enfocate en tu presente y poné fin a los pensamientos irracionales;

  • Apostá a una relación de amor y confianza. El celoso tiene que instalar en su mente que no hay manera de controlar al otro y esta idea tiene que generar tranquilidad y alivio para que desista en conductas de control"


Claudio María Domínguez, se va a estar presentando hoy sábado 26 en el teatro Broadway de Rosario a las 21 para dar sus clásicas charlas en las que conecta mente, cuerpo y alma. Además, el próximo lunes será distinguido con el premio Argentores a la Trayectoria Radial. 



 

 

 

 

 

TAGS
celos, relaciones enfermizas, pareja, claudio maría domínguez,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...