viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 15:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El desesperante relato del argentino que salvó a su esposa: "Lloramos porque volvimos a vivir"

18/08/2017 06:55 hs
Horacio Balbuena logró esquivar la camioneta que mató a 13 personas en La Rambla, en Barcelona durante el atentado.

Eran las 16.30 cuando Horacio Balbuena llegó a la Plaza Cataluña de Barcelona junto con su mujer. El plan era pasear por La Rambla, ir de tapas, tomar unas cañas. Lo que empezó como un día soleado de vacaciones, terminó como la jornada más shockeante de su vida: la pareja se salvó de milagro del atentado. Este jueves, el argentino y su mujer volvieron a nacer.

 

Horacio y su esposa iban distraídos por el icónico paseo cuando sintieron gritos y algunos aplausos. En ese momento, el hombre se dio vuelta y observó que una camioneta se acercaba a él en zig zag a 100 kilómetros por hora. Fue un instante fugaz, tuvo un acto reflejo. Vio de reojo detrás suyo a un hombre, una moto, giró la cabeza para el otro lado y empujó a su esposa para adelante. Muy rápido, él también se corrió. Esa decisión terminó por salvarles la vida.

 

"Fue un segundo. El terrorista que manejaba la camioneta chocó la moto que estaba detrás mío y un pedazo del vehículo me lastimó el pie", contó a TN. Perdido, el sobreviviente del atentado en España recordó al hombre que también estaba detrás suyo. Volvió a girar la cabeza y trató de ubicarlo. Cuando bajó la mirada lo encontró muerto en el piso.

 

"Con mi señora nos agarramos y lloramos porque volvimos a vivir. Si no hubiera tenido ese segundo de lucidez y no la empujaba, la camioneta me agarraba a mí", relató Horacio.

 

En medio de la confusión, casi los atropella un auto que venía en el sentido contrario. El argentino contó que los coches también empezaron a querer escapar ante la sospecha de que la camioneta, que venía por la vereda, bajaría a la calle.


Ya había pasado al vehículo, pero La Rambla parecía un hormiguero pateado por una zapatilla. La gente que estaba en el lugar corría y corría. Horacio no supo qué hacer. Avanzó unos metros, auxilió junto con su esposa a un chico que tenía la pierna partida y después de caminar muchas cuadras se refugiaron en un hotel.

 

La odisea de los argentinos terminó a las 8 de la noche, cuando pudieron salir del edificio y corrieron hasta su alojamiento escoltados por la Policía.


Al menos 13 personas murieron y más de 50 resultaron heridas por el atropello masivo que llevó adelante una camioneta en Barcelona. Tras el ataque, la Policía regional catalana detuvo a dos sospechosos. Uno de ellos sería Diss Oukabir, un joven de origen magrebí que podría haber alquilado el vehículo con el que se cometió la embestida. El grupo terrorista Estado Islámico se adjudicó el atentado.


(Fuente TN)

TAGS
atentado barcelona, argentino en barcelona,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...