martes 24, octubre 2017 | Actualizado 02:56
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Qué es el ACV y cuáles son los tratamientos adecuados?

18/07/2017 08:47 hs
La medicina preventiva en los ACV consiste en la detección precoz, el abordaje oportuno y en el cambio de todos los factores de riesgo que propician la enfermedad.
Se conoce como ACV (Accidente Cerebro Vascular) agudo a la disminución o interrupción, en corto tiempo -minutos u horas-, del normal flujo circulatorio de sangre al cerebro, con su consiguiente repercusión o manifestaciones neurológicas y clínicas.

      Embed

Tipos de Accidentes Cerebro Vasculares, según su clasificación

· De acuerdo a su gravedad se clasifican en leves o graves. · Por su evolución pueden ser estables, progresivos, transitorios o isquémicos reversibles. · Por su etiología u origen, isquémicos o hemorrágicos. · Y por su tendencia a la reaparición pueden ser
 recidivantes o muy recidivantes.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo principales son:

· La edad, sobre todo después de los 65 años, etapa donde se producen más casos de ACV isquémicos. En el caso de los hemorrágicos, se producen más frecuentemente en personas entre de
 40 y 60 años.

· La hipertensión arterial no bien controlada, la
diabetes mellitus, triglicéridos altos, el stress

· Los hábitos tóxicos como el tabaquismo, alcoholismo, el exceso de café, el consumo de comida chatarra así
 como la obesidad y el sedentarismo. Estos son malos hábitos, que si se presentan de una forma aislada o peor aún, cuando se presentan de manera combinada, pueden ser de alta incidencia
 en la génesis de los ACV.

Tratamiento

El mejor tratamiento hoy día -y el que más resultados da- es el preventivo. La medicina preventiva en los ACV consiste en la detección precoz, el abordaje oportuno y en el cambio de todos los factores de riesgo que propician la enfermedad. En caso de producirse el ACV, el tratamiento adecuado es llevado adelante por un equipo interdisciplinario, integrado por médicos neurólogos, médicos clínicos, cardiólogos, kinesiólogos, profesores de educación física, médicos psiquiatras, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales.

Sin embargo, siempre la manera más efectiva de tratar esta patología, es a través de los buenos hábitos y la prevención.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...