domingo 19, noviembre 2017 | Actualizado 18:47
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Paloma Fort: 300 millones de dólares y la exhumación del cuerpo de Ricardo

17/05/2017 14:55 hs
Impugnó la paternidad de Felipe, el patriarca del clan. Su verdadero padre sería Carlos, el padre de Ricardo.

La familia chocolatera no para de tener escándalos: ahora la hija extramatrimonial del fundador de la empresa pide U$S300 millones en un juicio por filiación. A FelFort le significa una gran pérdida económica, además de sumarle puntos negativos desde lo comercial.


Paloma Fort, es hija de la astróloga Aschira y, en teoría, de Felipe Fort, quien en 1912 creó FelFort, una de las empresas chocolateras más importantes y reconocidas.  Ahora ¿por qué la aclaración "en teoría"? 

Pues porque Paloma impugnó la paternidad de Felipe, abuelo de Ricardo Fort. Según Paloma, inscripta en el Registro Civil de la calle Uruguay como hija de Felipe, mantiene desde hace al menos cinco años un litigio por filiación y confiesa que nunca vio "un peso de la herencia".


Paloma, quien divide sus meses entre Londres y Buenos Aires, sostiene que, en realidad, es hija de Carlos Fort, quien murió en 2007 y era el padre de Ricardo. De comprobarse la filiación, debería retomarse la millonaria sucesión del padre del excéntrico chocolatero y Paloma accedería al mismo porcentaje del paquete accionario que sus posibles hermanos: Eduardo, Jorge y Ricardo, actualmente  administrado a favor de sus hijos mellizos, Marta y Felipe.


Desde 2007 cada uno de los hijos de Carlos habría cobrado un promedio de dos millones de dólares anuales en dividendos. Es decir que, de comprobarse la paternidad, Paloma debería recibir los 20 millones que le corresponderían como hija. "Eso es sólo lo que obtuvieron en calidad de ganancias de la fábrica. El mismo Ricardo reconoció que había recibido 250 millones de dólares cuando murió su padre, por lo que el reclamo podría superar los 300 millones", explicó el abogado de Paloma, Javier Moral.


El doctor Moral afirmó además que "fueron unas declaraciones de Marta (madre de Ricardo) las que la hicieron dudar sobre su verdadera identidad. En una entrevista con Chiche Gelblung dijo que Paloma no era hija de Felipe, sino que su padre era otro miembro de la familia Fort, pero se negó a precisar quién".


Esto último fue lo que generó las dudas sobre quién es su padre realmente, lo que la llevó a hablar con Paloma decidió hablar con su media hermana materna, quien le confió: "Tu papá es Carlos, no Felipe". Así pasaba de ser la tía de Ricardo a ser su hermana y la cuarta heredera de una de las fortunas más grandes del país.


Casi como en una telenovela, Paloma consultó a los mejores especialistas genéticos de Inglaterra para dar el primer paso. "Hicieron un informe que determinó que Felipe no pudo haber sido su padre, dado que se trataba de una persona que tenía 73 años al momento de concebirla. Los cálculos genéticos advirtieron que esa edad, hace cincuenta años, equivaldría a 104 años actuales", confirmó el abogado.


El embarazo de Aschira coincidió con el de Marta, quien esperaba a su tercer hijo: Ricardo. Felipe, por su parte, atravesaba graves problemas de salud. De hecho, murió seis meses después del nacimiento de Paloma. "Lo que se dice en la familia es que Felipe la inscribió como hija propia para cubrir el papelón de su hijo".


Paloma sumó la confesión de Marta, la de su media hermana e incluso la de su propia madre, con quien mantuvo hasta el último día de su vida una mala relación. Todos los caminos conducían a Carlos y el primer paso para demostrar su filiación consistió en impugnar la paternidad de Felipe.


"El juicio comenzó en 2012, un poquito antes de la muerte de Ricardo". La inesperada muerte del mediático, el 25 de noviembre de 2013, la que demoró los tiempos procesales. "Primero tuvo que abrirse la sucesión de Ricardo, que era complicada porque tenía dos hijos menores y se tuvo que tramitar la tutela dativa (de Martínez)", reconoció.


Una vez resuelta la sucesión del mediático, un juez entendió que el juicio iniciado podría tener una sentencia favorable, por lo que debía sumarse a la sucesión de Carlos. "Todo esto demoró muchísimo los tiempos", advirtió el letrado, quien anticipó: "El paso que sigue es la extracción de muestras de ADN de Eduardo o Jorge para comprobar la biocompatibilidad. Es decir: probar si es o no hija de Carlos".


En el caso de que los hermanos Fort que aún viven se nieguen a realizarse el estudio se procedería a la exhumación del cuerpo de Ricardo. "Los restos de Carlos fueron cremados y la intención de la familia era hacer lo mismo con el cuerpo de Ricardo. Por eso solicitamos una medida cautelar, que nos fue otorgada, para impedir la cremación hasta que se resuelva el juicio por filiación iniciado por Paloma", anticipó Legal.

Enviá tu comentario