domingo 28, mayo 2017 | Actualizado 09:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Qué es el 'stealthing', la peligrosa moda sexual?

26/04/2017 19:16 hs
Hay modas peligrosas, modas que no incluyen el consentimiento de ambas partes y que hay que denunciar.
La vida sexual de la gente es un mundo, y más ahora que con internet cada semana surge una nueva moda o tendencia para probar en la cama. Sin embargo, hay modas peligrosas, modas que no incluyen el consentimiento de ambas partes y que hay que denunciar. Actualmente está surgiendo un fenómeno de esta clase conocido (en inglés) como 'stealthing'.

 

¿Qué es el stealthing?

 

Es una práctica ilegal por la que el hombre se quita el condón durante el coito sin pedir permiso ni consultarlo previamente con su pareja sexual. Según Alix Fox, experto de Durex, esta preocupante tendencia se produce tanto en el sexo vaginal como anal.

 

¿Por qué está hablando la gente del stealthing?

 

La semana pasada el HuffPost EEUU publicó un nuevo informe escrito por Alexandra Brodsky para el Columbia Journal of Gender and Law que muestra el creciente uso de esta peligrosa práctica entre la comunidad heterosexual y la homosexual.

 

Brodsky explica al HuffPost que desde 2013 tenía ganas de estudiar el fenómeno, ya que se dio cuenta de que muchas amigas suyas habían sido violadas de esa forma. Con este estudio, trata de "luchar contra las formas de abuso que no están consideradas como parte del repertorio de violencia sexista, pero que están arraigadas en la misma misoginia y falta de respeto".

 

¿Por qué hay personas que lo practican?

 

El estudio de Brodsky señala que existen comunidades online (de depravados) que defienden el stealthing como un "derecho" del hombre a "expandir su semilla".

 

¿Existen casos de condenas por stealthing?

 

Sí. En enero de 2017, en Suiza, un hombre de 47 años fue condenado por violación porque se quitó el preservativo mientras practicaba sexo con una mujer que conoció en Tinder.

 

Según la agencia de noticias RTS, un tribunal penal del país dictaminó que, si se había previsto el sexo con preservativo y luego este no llegaba a usarse, se trataba de abuso sexual. El hombre quedó en libertad condicional durante un período de 12 meses.

 

Fuente: Huffingtonpost

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...