sábado 19, agosto 2017 | Actualizado 02:24
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Se enmaraña la causa? Desplazan al fiscal de la masacre de Florencio Varela

15/02/2017 08:26 hs
El fiscal, que investigaba la participación de un segundo sospechoso que estaba en la parada, fue apartado de la investigación.
El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, confirmó hoy que se decidió desplazar a Hernán Bustos Rivas de la investigación por doble homicidio agravado y doble homicidio en grado de tentativa, ya que actuó como fiscal "subrogante" y por tener una denuncia en su contra por una deuda alimentaria.

 

"El fiscal Bustos Rivas no va a continuar investigando la causa, no se le asignó esta causa, fue circunstancial", sostuvo Conte Grand, y agregó: "Hemos dispuesto la intervención de la fiscalía de género para avanzar en el proceso".

 

En declaraciones a Radio Nacional, el procurador general bonaerense dijo que si Bustos Rivas hubiese sido el fiscal titular tampoco hubiera seguido a cargo, a raíz de la denuncia de su ex esposa por atraso en el pago de la cuota alimentaria.

 

Luis Weiman, el vigilador privado de 36 años acusado de haber perpetrado los ataques el sábado contra las cuatro adolescentes a la salida de un boliche ubicado sobre la Avenida Calchaquí, se negó a declarar y permanece detenido.

 

Weiman había sido detenido después de que el tío de una de las víctimas mortales lo acusó de "acosarla desde hace tiempo" y tras un allanamiento en su vivienda en el que se secuestró una pistola 9 milímetros, el mismo calibre del arma utilizada en el ataque a las adolescentes.

 

El fiscal Bustos Rivas, quien hoy dejó el expediente, investigaba la posible participación de otra persona en el ataque a las adolescentes, tras conocerse imágenes de video donde se ve a un joven corriendo instantes después del ataque.

 

En tanto, María Florencia Casamiquela, abogada de una de las víctimas, reclamó ayer profundizar la investigación sobre Weiman, al asegurar que tenía un comportamiento "perverso".

 

"Weiman tenía el hábito de manipular y mantener una relación perversa con menores de edad, y del barrio", sostuvo la letrada en declaraciones al canal TN. Tras afirmar que el único detenido en la causa organizaba "fiestas con menores (de edad) en situaciones irregulares", la abogada Casamiquela solicitó que se realicen nuevos allanamientos en la casa de Weiman para "recolectar material genético".

El ataque fue perpetrado el sábado cuando un hombre disparó contra un grupo de adolescentes a la salida del boliche Santa Diabla, ubicado sobre la Avenida Calchaquí.

 

Sabrina Barrientos, de 15 años, y Denise Juárez, de 17, murieron en el acto, mientras que otras dos adolescentes fueron trasladas a los hospitales Mi Pueblo y El Cruce, ambos de Florencio Varela, en estado grave.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...