viernes 26, mayo 2017 | Actualizado 00:43
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Cerraron más de 600 restaurantes en la Ciudad en el último año

23/01/2017 12:22 hs
La rentabilidad bajó en los últimos 5 años del 15% al 2%. ¿Las causas? Aumento de insumos, baja en las ventas, subas en alquileres y servicios.
Los restaurantes también sufrieron la recesión económica de 2016. En los últimos doce meses cerraron 600 establecimientos en la Ciudad de Buenos Aires, que dejaron a 6.000 trabajadores en la calle, lo que da una media de 50 comercios cerrados por mes.

 

Las principales razones de la caída de la actividad, que deja una rentabilidad del 1 al 3% cuando antes daba entre 10 y 15% de ganancias, radican en aumento de insumos, baja en las ventas y en incrementos de alquileres y servicios.

 

El panorama muestra que no sólo cerraron lugares que no tenían mucho tiempo en el mercado, sino también restaurantes y bares con historia como Arturito, La Chacra, La Casa del Queso, Gildo, Café Victoria o Tarquino, cuenta el diario BAE.

 

Otros propietarios no aguantaron la contracción económica y vendieron sus fondos de comercio: La pizzería Güerrín, El Palacio de las Papa Frita, La Perla del Once -que en breve pasará a llamarse La Americana-, Café Victoria de Recoleta (hoy The Embers) o el bar La Florida de Boedo, hoy Kentucky, son algunos de esos casos.

 

"El año pasado fue paupérrimo. Hicimos un estudio que revela que negocios gastronómicos competitivos han pasado de tener un 15% de rentabilidad operativa hace cinco años a entre un 1 y un 3 por ciento. En la actualidad, es un negocio cambia plata. Muchos no cierran porque les resulta imposible indemnizar a personal con varios años de antigüedad, les tenés que dar la llave del negocio", afirmó Verónica Sanchez, presidente de la Cámara de Restaurantes de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC).

 

Y agregó: "Si tenés treinta empleados con cinco años de antigüedad y conseguís alguien que quiera continuar el negocio, es preferible dárselo gratis. Sólo tienen chance de no cerrar los que tengan espalda para resistir ese margen bajísimo de rentabilidad, el resto está en serios problemas. Si comparamos diciembre del 2016 contra 2015 hubo una caía en las ventas de hasta 40%."

 

Por otro lado, en el sector gastronómico también aseguran que otra de las causas de la situación que están viviendo tiene que ver con la competencia desleal de restaurantes a puertas cerradas, que son, ni más ni menos, que viviendas que funcionan como establecimientos exclusivos.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...